Oriente Apoyarán la lucha contra el contrabando

Policía Rural con presencia en todo el país

» Con el despliegue de ayer, beneficiarán a 200 mil habitantes de Morazán y La Unión

El despliegue de la policía rural en los departamentos de La Unión y Morazán se llevó a cabo en el cantón Llano de Santiago, en El Divisadero, Morazán.FOTO EDH / carlos segovia

La lucha contra el contrabando de lácteos y mercadería, incluso de drogas, y la vigilancia en los más de 35 puntos ciegos del departamento de La Unión son dos de los aspectos en los que los elementos de la Policía Rural, desplegados ayer en La Unión y Morazán, deberán poner mayor énfasis.

El despliegue se realizó en el cantón Llano de Santiago, en el municipio de El Divisadero, en Morazán, y contó con la presencia del Presidente Elías Antonio Saca, del ministro de Seguridad, René Figueroa, y el director de la Policía, José Luis Tobar Prieto. A ellos se unieron otras autoridades policiales, militares y políticas de la zona oriental.

Tobar Prieto dijo que son 139 elementos destacados para esos dos departamentos.

Morazán contará con 60 agentes y dos oficiales, y la base estará en el cantón Llano de Santiago en El Divisadero.

Mientras que La Unión tendrá 75 policías y dos oficiales en la zona portuaria, y la sede será en la lotificación Los Laureles, sobre la carretera Panamericana, en el kilómetro 77 y medio.

El presidente Saca aseguró que el beneficio del despliegue será para la seguridad de la población del campo, cuya cifra ronda los más de 220 mil habitantes.

"Con el despliegue de este día, completamos nuestro compromiso para mantener presencia de la Policía Rural en cada uno de los 14 departamentos de la querida tierra cuscatleca", dijo.

Con la apertura de los dos últimos puestos de la Policía Rural, el Órgano Ejecutivo cerró el proyecto de reforzamiento de la seguridad en el área rural del país, el cual inició en julio de 2004 en Sonsonate bajo el mando del ahora director de la PNC.

Luego se extendió en todos los departamentos del país.

Pablo Escobar Baños, jefe de la Policía Rural, y el mismo Tobar Prieto coinciden en que combatirán el contrabando en La Unión.

"Indudablemente vamos a trabajar en la parte de la zona fronteriza, donde se da gran cantidad de delitos relacionados al contrabando de todo tipo", manifestó Escobar Baños.

Mientras que en Morazán, ambos jefes policiales coincidieron en que deben trabajar en disminuir los hurtos y robos de ganado.

Aunque, según estadísticas policiales, este delito bajó un 41 por ciento en relación a 2007, pero no brindaron detalles de cifras.

Sobre la población a beneficiar en cada departamento, las autoridades sostienen que en La Unión son 159 mil, mientras que en Morazán son 63 mil.

Entre los delitos más comunes que se cometen en el campo están las lesiones, amenazas, portación ilegal de armas de fuego y delitos sexuales y violencia intrafamiliar, por los cuales las autoridades han capturado a 400 personas en cuatro años de trabajo.

Para desarrollar con profesionalismo la tarea de seguridad en la zona rural, esta división de la Policía fue dotada con ocho carros patrullas y 22 motocicletas que les servirán a los agentes entre ambos departamentos de la zona oriental.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.