San Miguel Este año registran 11 denuncias

Aumenta casos de incesto en oriente

» Entidades dicen que estos hechos se dan más en la zona rural

El incesto, o relaciones sexuales entre familiares, ha aumentado en 2008. En los ocho meses transcurridos, el Instituto Salvadoreño para el Desarrollo Integral de la Niñez y la Adolescencia (Isna) registra 11 casos de menores abusados sexualmente por el padre, padrastro o un tío.

El incesto pocas veces es denunciado. Según el Isna, las persona dañadas son niñas de entre 6 y 18 años que se convierten en víctimas de abusos por parte de familiares cercanos.

La Asociación para la Autodeterminación y el Desarrollo de Mujeres Salvadoreñas (Ams) indica que, aunque en los casos de incesto están involucrados padres, tíos y padrastros, el mayor número lo ocupa estos últimos.

Según la coordinadora de Ams, Sara Mendoza, los incestos se dan en los hogares donde predomina el machismo. "Se han visto casos de padres que violan a sus propias hijas con tal de que no las toque alguien más", detalla.

En este sentido, Mendoza dice que en la zona rural es donde se dan más abusos.

En lo que va del año la Ams ha recibido tres de estos casos, uno de ellos es el de una niña de 10 años que fue abusada por su padrastro. "Recurrieron a nosotros como institución, porque se dieron cuenta de que ayudamos a la familia", comenta Mendoza.

Esta menor está recibiendo consultas sicológicas de parte de Ams, mientras su entorno emocional se mejora.

San Miguel con más casos

El Isna refleja que a nivel de oriente el departamento en donde más incestos se han dado en 2008 es en San Miguel con cinco casos; lo secunda Morazán con tres, luego La Unión con dos casos, y por último Usulután donde sólo registran uno.

Según fuentes de la institución, la zona oriental cerró 2007 con un 15 por ciento de los casos que se dieron a nivel nacional.

Este año, el número de abusos sexuales en oriente representa a la fecha un 10 por ciento, por lo que pudiera terminar con un número mayor que el año pasado.

Por su parte, el procurador adjunto de la Niñez y la Juventud de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDDH), Luis Salazar, dice que en 2008 han ingresado a la institución 20 casos relacionados al abuso sexual de menores en la zona oriental. De estos, el 70 por ciento se trata de incestos.

Asimismo, Salazar explica que a nivel nacional se han identificado mil 500 niños abusados sexualmente por parientes, de lo que el 35 por ciento proceden del oriente del país.

"A lo largo de dos años y medio hemos visto como institución que los casos de incesto van en aumento, porque recibimos alrededor cinco denuncias diarias (a nivel nacional)", manifestó Salazar.

Sobre ello, otras autoridades e incluso numerosos ciudadanos, consideran que la cifra es mayor.