Habilitarán un nuevo dígito para diez millones de celulares 6

» Los números celulares disponibles se agotan. A la fecha hay 7.5 millones de aparatos activos en el país. La Siget ya tiene un plan para que hayan diez millones de teléfonos que comiencen con 6

FOTO EDH / ARCHIVO

El número de teléfonos celulares ha crecido tanto desde hace cinco años, que la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones (Siget) está preparando un nuevo plan de numeración que pretende liberar 10 millones de números más para los usuarios de telefonía móvil.

Estos nuevos números comenzarían con el dígito 6, como ahora ocurre con el número 7 que se antepone a todos los teléfonos móviles.

No es un dígito más, aclaró la Siget, sino solamente un nuevo número con el que iniciaría el nuevo lote numérico. "El 6 se habilitará para nuevos números celulares y el 7 se mantendrá para los ya existentes y comercializados", asegura la entidad en un comunicado, divulgado hace varias semanas.

Según el último registro de la Superintendencia, hay 7,513,654 teléfonos celulares activos.

De estos 6,989,388 son teléfonos prepago que se han adquirido gracias a la facilidad de compra que tienen los salvadoreños.

Las telefonías han abaratado tanto este tipo de aparatos que hoy en día todos tienen un teléfono móvil a un precio accesible.

El fácil acceso ha hecho que en el país ya hay más teléfonos celulares que habitantes si se toma en cuenta que el último censo de población de 2007 registró 5.7 millones de salvadoreños.

Julia Villa-Alta, gerente de marketing de Claro, asegura que su empresa ha tenido un incremento significativo en la venta de los celulares. "Nuestros precios son muy accesibles y ahora hay hasta niños de 10 o 15 años que ya tienen su teléfono celular, indicó.

Pero este año, como cosa rara, el número de teléfonos activos ha disminuido con respecto al año pasado. Las cifras con respecto a 2010 muestran 100 mil aparatos menos que hace un año.

Para la Siget la respuesta está en que el mercado se ha vuelto tan dinámico que todos los días y a toda hora, los salvadoreños compran un teléfono celular, lo cambian, lo reportan como robado o lo desactivan por alguna razón. "Esto es tan dinámico y tan volátil que se suspenden un montón de números y se cancelan otros", dijo el superintendente Luis Méndez.

La Siget asegura que de momento no hay necesidad de aumentar un dígito más a la numeración que se utiliza.

Depuración

Aplicar o no el nuevo plan de numeración dependerá de los resultados que se obtengan de la actualización del registro de usuarios que la Siget ha solicitado a todas las compañías telefónicas y que debe finalizar el 15 de septiembre.

Los usuarios tienen que reportar a su telefonía el número que tiene activo y actualizar sus datos personales. Si no lo hace, el número será cancelado, lo que permitiría un reciclaje de esos números que luego pudieran ser entregados a otro consumidor.

Después de esta actualización, la entidad conocerá cuántos números quedan disponibles en el mercado y aquellos que se hayan deshabilitado pasarán un tiempo en cuarentena hasta que se puedan reasignar.

La asignación del número 6 como primer dígito también se aplicaría para el internet móvil.

Según técnicos de la Siget los diez millones de números habilitados ya están por agotarse, por lo que habría que depurar algunos que estén en desuso, reasignarlos y abrir más combinaciones pues es un hecho que el número de aparatos seguirá creciendo.

Cada mes las cuatro compañías telefónicas que dominan el mercado venden un aproximado de 20 mil a 40 mil teléfonos celulares entre todas.

Un 70 por ciento de estos aparatos son "prepago" que pueden conseguirse a precios que van desde los $7 según las promociones de la compañía.

Sólo un 30 % de los teléfonos son adquiridos con un contrato de 18 meses que supone el acceso a aparatos más sofisticados y con mejores herramientas de uso.

Nuevos gustos

Julia Villa-Alta, gerente de marketing de Claro, asegura que los teléfonos pospago y de gama media (con más funciones) va en aumento.

En 1998, cuando el teléfono móvil tocó las puertas del desarrollo en el país, el boom eran los teléfonos que parecían ladrillos, pero en 2011, la locura son los smartphone como el BlackBerry o los iPhone que tienen conexión a internet.

"Hoy la gente prefiere teléfonos más sofisticados y que tengan más funciones y conexión a internet", aseguró Villa-Alta.

La gerente agregó que hoy en día sus compañía está ofreciendo el aparato a un precio muy barato porque lo que les interesa es que el usuario tenga la herramienta para poder acceder a la información de internet y redes sociales.