resumen noticias
Además en

Encarecen huevos, leche en polvo y aceite

La canasta básica sigue aumentando de precio. El descontento de los salvadoreños es evidente cada día más; mientras que el Gobierno anuncia que tomará medidas hoy

Guadalupe Hernández Jueves, 28 de Abril de 2011

La pequeña tienda de Gloria Martínez poco a poco tiende a desaparecer. La mujer va todos los días al mercado de la colonia Santa Lucía, en Ilopango, en donde su principal proveedor le dijo esta semana: "Abastézcase, porque esto comienza a ponerse complicado", refiriéndose al encarecimiento de la mayoría de productos de la canasta básica.

Huevos, leche en polvo y aceite vegetal son algunos de los productos por los cuales el salvadoreño ahora debe pagar más. De hecho, el informe del Índice de Precios al Consumidor (IPC) de marzo, elaborado por la Dirección General de Estadísticas y Censos (Digestyc), confirma que los alimentos y bebidas han experimentado aumentos importantes.

El alza de precios en productos, tales como pan, cereales, leche, quesos, huevos, aceites y grasas comestibles, obedece al aumento del precio de los combustibles, indica el IPC.

Lo cierto es que empresarios, comerciantes y consumidores son parte de la cadena de afectados. Por ejemplo, María Romero, propietaria de un pequeño comedor en Ilopango, esta semana fue advertida por un proveedor de que la caja de huevos mediano -de 360 unidades- costará $36; y la caja de huevos grandes, $38".

Los precios difieren del sondeo diario del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), del 27 de abril de 2011, que muestra que el cartón de huevos grande cuesta $3.25, y el mediano $3.

Esos son precios diferentes a los que hay en tiendas y supermercados. Este miércoles por la noche se comprobó que en un supermercado ubicado en Soyapango, el costo del cartón de 15 huevos oscilaba entre $1.75 y $2.20, mientras que el de 30 unidades se hallaba hasta en $3.86, dependiendo de la marca.

Lo cierto es que los consumidores han comenzado a pagar más a la hora de comprar ese producto, ya sea, por unidad, por cartón o por caja.

La cadena de afectados

Pero, ¿dónde comienza el camino del traslado de alzas? La presidenta de El Granjero, Carmen de Sol, considera que todo es una cadena de frustraciones para empresarios y consumidores.

En el caso de los huevos, sostiene que la industria ya no puede seguir asumiendo el alto costo de la materia prima, que ha subido en un 100 %.

La empresaria explicó que los insumos, en su mayoría maíz amarillo y soja importado, representan el 70 % del costo del huevo, porque es el alimento de las gallinas.

"Son insumos que están por las nubes en el mercado internacional y es imposible mantener los precios... Vamos a tener que seguir la tendencia del mercado, pues de otra manera es insostenible", afirmó De Sol, sin precisar el porcentaje del alza.

Agrega que la industria también está enfrentando el impacto del aumento de la energía que, en el caso de El Granjero, es del 15 % al 20 % en la factura mensual.

Por si fuera poco, los costos de distribución de los productos también duplicaron su valor debido al precio del diésel, que esta semana alcanzó los $4.37.

Hilario Granados, jefe de ventas de La Catalana, estima que el alza por unidad es de $0.02 centavos, sin embargo, por caja es de $7.20, porque la materia prima también subió el doble.

"La empresa persiste por ahorro de costos. Pero algunas granjas pequeñas han tenido que suspender operaciones porque no pudieron enfrentar costos elevados", dijo.

Otro de los productos que ahora se encuentra en los escaparates de supermercados y tiendas con un par de cifras más es la leche. Maribel Rosales, madre de cuatro niños, quien con un ajustado presupuesto se fue de compras al supermercado la noche del miércoles, se sorprendió al comprobar que el bote de leche de 800 gramos, por el que pagaba $8, ahora vale $10.33. La presentación en bolsa de 3.60 gramos, que compraba en $3.50 ahora cuesta $3.85.

"No se cómo voy a hacer, creo que mejor tendré que darle atol a mis hijos", dijo con resignación la joven, quien gana $10 dólares diarios por lavar y planchar. "El gobierno hace algunas cosas bien, pero "no está haciendo nada bueno por controlar los precios . Los más afectados somos los pobres", dijo.

Sin embargo, se comprobó que la leche líquida se mantiene estable. En el supermercado el litro cuesta $1.12 cada uno.

Lorena Heredia, directora ejecutiva de la Asociación Salvadoreña de Ganaderos e Industriales de la Leche (Asileche), afirmó que un pequeño sondeo con productoras locales, mostró que la tendencia es mantener los precios, pese al aumento de costos.

"Recordemos que la leche es un producto perecedero, que tiene que tener una comercialización rápida", comentó,

Heredia aseguró que las empresas están aplicando estrategias para ayudar al ahorro familiar, como las ofertas que se observan en los supermercados, para que los consumidores compren a bajo del costo.

En el mercado informal, en donde los grandes jugadores son el Mercado Central y La Tiendona, la leche debería estar más barata, por la llegada del invierno, que es cuando hay mayor producción.

En cuanto al aceite vegetal, los comerciantes también registraron alzas preocupantes. Por ejemplo, el costo de bolsa de aceite -tipo "doypack"- antes era de $0.90 centavos y ahora es de $2.25. Mientras que un depósito de cinco galones subió $5.

"Son aumentos increíbles", lamenta Gloria Martínez, en cuya tienda los estantes lucen casi vacíos.