$3,216 Mlls. es la nueva deuda del actual GOES

» Es el total avalado por la Asamblea desde mayo de 2009 hasta octubre del presente año

Un monto de los créditos adquiridos en 2009 tenía como destino la inversión en el área de salud pública.FOTO EDH / ARCHIVO

De mayo de 2009 a la fecha, la Asamblea Legislativa ha aprobado un total de 3,216 millones de dólares al Gobierno en préstamos, mientras que otros 55 millones más están en proceso de negociación lo que totalizará 3,271.5 millones de dólares, una cifra equivalente a 15 puntos del Producto Interno Bruto (PIB).

A ese monto se agregan otros $44 millones procedentes de donaciones de la cooperación española y la cooperación italiana, con lo que el total disponible a ejecutar por el actual gobierno se elevaría a 3,315.5 millones de dólares.

Este nivel de endeudamiento es visto con preocupación por algunos economistas y por tanques de pensamiento como la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades).

El economista Claudio de Rosa concluye que con esta cantidad el actual gobierno "es el que más recursos ha tenido a disposición en la historia de El Salvador" como para estimular la reactivación económica, lo cual no se está observando.

Afirma que los 15 puntos del PIB de la nueva deuda no elevarán la actividad económica debido a que en estos años se harán pagos. Según De Rosa, el país vive una crítica situación fiscal que se inició en 2009 por la recesión económica mundial, lo que causó una contracción de la economía, y por tanto, una caída en la recaudación tributaria. En 2010, De Rosa considera que las finanzas públicas no han mejorado "significativamente".

En tanto, el ex ministro de Hacienda, Manuel Enrique Hinds, considera que el ritmo de endeudamiento es acelerado y que, según el detalle de destino de los recursos, los fondos se están utilizando para el gasto corriente.

"Están pensando que van a seguir tomando prestado siempre; porque están tomando prestado para comer", ilustró Hinds.

el Detalle

En mayo del año pasado, la Asamblea Legislativa realizó el primer "gran movimiento" de recursos para hacer frente a los problemas de caja que enfrentaba el Gobierno del ex presidente Elías Antonio Saca debido a la caída de la actividad económica y a la baja en la recaudación tributaria.

En ese momento, se reestructuró un total de 2,767 millones de dólares, de los cuales 2,384.3 millones quedaron libres para uso del nuevo gobierno.

Entre los recursos sobresalen créditos por $650 millones del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo, Letras del Tesoro (Letes) a largo plazo por $800 millones y $300 millones del Proyecto Especial para Inversión Social (PEIS) que finalmente fueron reorientados para atender la emergencia por la tormenta Ida y para el plan anticrisis.

Para mayo de 2010 se autorizó un empréstito por 143.4 millones del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), cuya distribución era la siguiente: hospital de Maternidad ($41 millones), obras de mitigación de riesgos ($31 millones), viviendas por tormenta Ida ($31.4 millones) y espacios educativos agradables ($33 millones).

En septiembre, se aprobaron otros tres créditos por 450 millones de dólares procedentes del Banco Mundial (BM) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), de estos 120 millones eran para "enfrentar desbalances macroeconómicos y para el fortalecimiento de la gestión fiscal del fisco; 130 millones de dólares se distribuirían entre el programa de ingresos temporales y el programa de inversión para el fortalecimiento de los gobiernos locales; y 200 millones estaban dirigidos al programa de apoyo a reformas de política fiscal.

El mes pasado, la Asamblea aprobó fondos por 220 millones, que se destinarán al Programa de Comunidades Urbanas Solidarias, Programa de Vivienda y Asentamientos Precarios, Programa Integral de Salud, Programa de Agua y Saneamiento y Programa de Caminos Rurales.

Según el informe de Coyuntura Económica de Fusades, al cierre de 2010, se tendría aprobado un total de 1,465.4 millones de dólares por convenios de préstamos. La fundación destaca que en 2010 se realizaron "movimientos importantes en la contratación de nueva deuda". Hasta el tercer trimestre del año esta institución contabilizaba 1,304 millones de dólares en financiamiento aprobado al gobierno solo en 2010.

"Siguiendo un procedimiento similar para 2011 y el resto de préstamos que se encuentran en gestión en la Asamblea, se llega a la suma de 4,012 millones de dólares".

Fusades subraya que el crecimiento de la deuda pública para el período 2009-2012 será "el más grande experimentado en la historia" del país, y que "pondrá en riesgo la sostenibilidad de las finanzas públicas. Hasta septiembre, la deuda pública total del país alcanzaba 52.6% del PIB, según el Banco Central de Reserva.

"La deuda pública se elevó de 10,387 millones de dólares en mayo de 2009 a 11,299 millones en septiembre de 2010. Queda en evidencia que en los primeros 16 meses del gobierno del presidente Funes, el país se ha endeudado a un ritmo de 1.6 millones de dólares diarios", concluyó Claudio de Rosa.