Precio de frijol llega hasta $1.50 por libra en mercados

» El Ministerio de Agricultura venderá a partir de hoy la libra a $0.75. El máximo de venta será de cinco libras por persona

La tardía siembra, las lluvias y el abuso de especuladores y acaparadores han provocado un aumento en el precio del frijol. El Gobierno venderá desde hoy la libra a $0.75.FOTO EDH / lissette monterrosa

Comer frijoles ha sido un lujo para las familias salvadoreñas en los últimos meses.

La libra de frijol ya alcanzó precios de hasta $1.50 por libra en los mercados y todavía hay quejas de escasez.

En precios al mayoreo, el incremento es exponencial. Hace tres meses el quintal de frijol de seda costaba $50 dólares, pero ayer los comerciantes de la calle Gerardo Barrios confirmaron que ya costaba $130.

El distribuidor, que prefirió reservar su nombre, dijo: el frijol está por las nubes, la semana pasada todavía costaba 100 dólares el quintal. "Por libra ha llegado a costar hasta 1.50 de dólar", comentó.

Aunque María Gómez, del vecino municipio de Cojutepeque, esta semana aún logró comprar la libra a $1.25. En San Martín, los compradores obtuvieron el grano del frijol fresco a $1.40 la libra.

Comprar una libra de frijoles es más caro que una libra de pollo, que actualmente cuesta entre $1.20 y $1.40, dependiendo del lugar donde se adquiera.

El maíz también ha encarecido al punto que las tiendas han decidido hacer más pequeñas las tortillas, que son un alimento básico en la mesa salvadoreña.

La libra, que antes estaba costando $0.15 está hoy en el mercado a $0.20, si es que hay.

Las autoridades gubernamentales no han podido detener el alza. Por el contrario, el precio ha subido más respecto a los $0.90 o un dólar por libra que estaba costando en septiembre.

Las lluvias y el retraso en la entrega de la semilla mejorada, que tendría que haberse hecho en agosto, pero que fue distribuida en septiembre, son las principales causas de que a la fecha no haya frijol suficiente y el país tenga que importar de Nicaragua y otros países.

El fuerte invierno también anegó la cosecha de mayo, que aunque siempre ha sido mínima, hubiera podido salvar de la escasez al país.

El poco frijol que se está comercializando en los mercados y que ha elevado su precio es el que se cosechó en noviembre del año pasado, según aclaró Santos Adelmo Rivas, miembro de la Asociación de Cooperativas de Producción Agropecuaria (Acopai).

Ni siquiera Nicaragua, el principal exportador del país, ha querido enviar más grano a El Salvador porque en esa nación también hay escasez y se está vendiendo a precios elevados.

El país vecino ha reportado un 40% en pérdidas de su cosecha y todavía está luchando por bajar los precios del grano, que también se han elevado en sus mercados hasta $1.02 cuando antes se comercializaban a $0.47.

Además, todavía hay quejas de escasez y voces de acaparamiento en los principales centros de distribución del país pese a que la Defensoría del Consumidor intentó bajar los precios con una verificación "in situ" en los negocios distribuidores para poner presión y obligarlos a sacar sus productos.

Las frases de "castigaremos a todo aquel que esté acaparando el grano", que dijera el presidente de la institución, Armando Flores, hace una semana fueron una medida de presión para los distribuidores, pero ni eso ha logrado detener los altos precios.

plan de contingencia

Ante la escasez y los elevados precios, el Ministerio de Agricultura y Ganadería ha tenido que salir al paso con un plan de comercialización del grano para obligar a los vendedores a reducir el precio del frijol en los mercados.

A partir de hoy, y hasta el domingo, el MAG venderá la libra de frijol a $0.75 en los agromercados establecidos por la institución.

Pero las personas sólo podrán comprar un máximo de cinco libras y, según la institución, se vigilará a quien intente comprar más de lo debido. El grano no será vendido a distribuidores o a negocios particulares, sino directamente a los consumidores.

La calidad del grano está por verse pues aunque el ministro de Agricultura, Guillermo López Suárez, sostuvo que el grano es de buena calidad y se ablanda con rapidez, no quiso especificar su procedencia ni la cantidad de quintales que se han importado.

El ministro espera que con el plan de comercialización del frijol a un precio más barato, los especuladores o acaparadores saquen todo su producto y comiencen a bajarle el precio al grano.

La otra gran esperanza es que se obtenga un aproximado de 1.5 millones de quintales de frijol en la próxima cosecha que, según Suárez, iniciaría en la segunda o tercera semana de noviembre.

Con esta cantidad, dice López, se abastecería al 80 por ciento de toda la demanda nacional. Adelmo Rivas, sin embargo, no confía en que la cosecha sea suficiente como para que llenar la demanda del grano. Uno, por que dice que la entrega de la semilla mejorada fue tardía y la canícula (sequía) los alcanzó. Y dos, porque al no tener ese insumo, se sembró menos de lo esperado. "Lo mucho que se han sembrado serán unas ocho mil manzanas", dijo con tono desalentador.

Podrían importar maíz

En cuanto al maíz, El Diario de Hoy consultó vía teléfono en algunos negocios de la calle Barrios y muchos respondieron que "maíz no tenemos". Otros, que dijeron tener un poquito, lo están vendiendo a $14 por quintal.

López Suárez dijo que sólo esperan la producción final para determinar si será necesario importar maíz blanco de otro país. Dijo que ya están en pláticas con algunos importadores.