El sector industrial replantea estrategias

» La gremial espera recibir más ideas para la propuesta de política industrial

El sector de industrial aporta un 23% del PIB del país. El subsector textil y de confección ha mostrado una recuperación.FOTO EDH / ARCHIVO

En la última década, la industria salvadoreña se ha visto marcada por un bajo crecimiento económico, disminución de los flujos de inversión nacional y extranjera, y falta de empleos, por lo que en el marco de su Sexto Congreso la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI) expondrá los puntos decisivos para buscar la reactivación del sector.

El director ejecutivo de la gremial, Jorge Arriaza, adelantó que entre las temas figura: la definición de una política de financiamiento al sector industrial, mejores precios en la energía eléctrica e incentivos para nuevas inversiones.

En lo que se refiere al crédito, Arriaza afirmó que actualmente el concepto de financiamiento "está definido en el libre mercado y cada banco o agente financiero define cómo colocar sus fondos".

"Creemos que la parte financiera es importante para reforzar el crédito".

La ASI considera que el proyecto para crear una banca de desarrollo es un buen primer paso, pero desearía que el plan avance a una mayor velocidad.

Para Arriaza este es uno de los elementos de una política industrial porque "permite impulsar e incentivar la producción a mediano y largo plazo, ya que es lo que la industria necesita".

Un tema de especial preocupación para los industriales es cómo bajar el importe de energía eléctrica, que según cálculos de la gremial representa un 60% de los costos fijos para las empresas.

"Es un costo transversal para todas las industrias y tiene un impacto fuerte en la producción", enunció.

Respecto a los incentivos para las nuevas inversiones, Arriaza dijo que se consideran aquellas que son altas generadoras de empleo y de inversión de capital".

Actualmente, este aspecto está siendo negociado con el Gobierno. Arriaza recordó que a la fecha solo el régimen de zonas francas y de depósito activo cuentan con este tipo de beneficios, sin embargo este esquema debe ser desmontado a más tardar en diciembre de 2015.

Un diagnóstico de la ASI indica que entre los factores que han afectado a la industria están el desmantelamiento de las instituciones de fomento productivo, entre estas: el Instituto de Fomento a la Producción (Insafop), el Instituto Salvadoreño de Fomento Industrial (Insafi) y el Fondo de Financiamiento y Garantía para la Pequeña Empresa (Figape).

A esto se suma, según la ASI, una "desgravación arancelaria acelerada sin un esquema de transición". El informe recoge que en 2009, los ingresos por derechos arancelarios fueron de $138 millones, lo que significa un arancel efectivo de 1.9%.

Otro problema es el aumento de los costos de producción como la factura de energía, el alto pago de seguridad y la ineficiencia de los puertos del país como Acajutla y La Unión.

En el Congreso Industrial que inicia hoy se presentarán ponencias relativas a calidad, energía y economía industrial. Además, 125 empresas expondrán sus productos en una feria de exhibición.