La jornada laboral de 12 horas irá a debate

La industria textil es muy intensiva en mano de obra, por lo que se pide flexibilidad laboral. FOTO EDH / Archivo

La pretensión del sector textil y confección de que el Ministerio de Trabajo les apruebe un horario especial de labores será analizada, posiblemente, la próxima semana en la Secretaría Técnica de la Presidencia, según dijo la ministra de Trabajo, Victoria Marina de Avilés.

Los textileros y confeccionistas piden que se les permita laborar 12 horas diarias durante tres días y medio para completar así la jornada laboral de la semana, liberando las máquinas otro periodo de tiempo igual para contratar otro grupo de trabajadores, con miras a aprovechar el incremento de pedidos que están tendiendo por parte de sus clientes en Estados Unidos y otros que podrían venir de Haití.

Sin embargo la titular del ramo ha sido enfática en afirmar que si bien la posibilidad no está cerrada, se debe actuar con base en el respeto de las leyes. "La Constitución se cumple o no se cumple y si la cumplimos estamos en un Estado de Derecho y si no la cumplimos estamos en el ámbito de la arbitrariedad", dijo la funcionaria.

Sin embargo, aceptó que, en algunos casos, se puede llegar a arreglos de reposición de tiempo para no trabajar la media jornada del sexto día laboral.

"A menos que haya un arreglo, por ejemplo en el banco, en que se repone una hora todos los días para descansar el sexto día, pero debe haber un acuerdo, pero la verdad es que las ocho horas se deben de respetar porque es lo que la Constitución dice", aseguró.

A pesar de que el tema se discutirá en Casa Presidencial, la posición de Francisco García, de la Federación de Asociaciones y Sindicatos Independientes de El Salvador (Feasies), es que no se apruebe, porque después de ocho horas el cansancio hace que el cuerpo se exponga a sufrir cualquier accidente de trabajo.