Santiago de Chile

Cepal: crecimiento económico de A.L. en torno a 4.5% en 2010

» Los resultados de la industria manufacturera de Brasil, Argentina y México influirían en recuperación. Previsión original era de un 4.1%

la región de América del Sur será la que muestre los signos más importantes de crecimiento, según la Cepal.FOTO EDH / ARCHIVO

La recuperación de la economía regional este año tras la caída del 1.8 por ciento de 2009 será algo superior a las estimaciones previas y estará entre 4.1% y 4.5%, pronosticó Alicia Bárcenas, la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

"Habíamos estimado el año pasado que 2010 iba a crecer 4.1 por ciento. Hoy pensamos que vamos a ser más optimistas. Creemos que va a haber algunas décimas más positivas, porque precisamente Argentina, Brasil y México van a tener una recuperación interesante", dijo Bárcenas en una entrevista exclusiva con la AP.

La funcionaria mexicana del organismo económico de Naciones Unidas con sede en Santiago de Chile detalló que la tasa de crecimiento fluctuará entre 4.1 por ciento y 4.5 por ciento.

El comportamiento del primer trimestre del año y lo que se observa en este segundo trimestre afianzan el optimismo de Cepal.

Agregó que la recuperación se basará en un mayor crecimiento de la industria manufacturera en esos tres países. También una recuperación del área agropecuaria en Argentina y Brasil.

Crisis griega influiría

Bárcenas no descartó que nuevas turbulencias en algunos países europeos puedan repercutir en América Latina, como ocurrió recientemente en los mercados bursátiles con la crisis griega.

Europa es importante para esta región, pues desde allá proviene el 27 por ciento de las inversiones y fundamentalmente de España. "El contagio hasta ahora (en la región) no va más allá del sector financiero", añadió.

Pero indicó que no deja de preocupar la eventual reducción del gasto en Europa, lo que redundaría finalmente en las exportaciones especialmente sudamericanas.

Alicia Bárcenas asistirá la semana entrante a la cumbre Unión Europea-América Latina en Madrid, que a su juicio, implicará un avance por la asociación estratégica que se puede establecer respecto a la innovación tecnológica que requiere la región.

Destacó que también se abordará en la cumbre el cambio climático. Cepal está interesada en la pobreza regional y particularmente en la forma de medirla, por lo cual organizó esta semana un seminario con la participación de expertos y académicos internacionales.

A fines de diciembre, Cepal estableció que la pobreza aumentó en 2009 en nueve millones en toda la región como consecuencia de la crisis mundial iniciada el año anterior. Con ese aumento los pobres de América Latina y el Caribe quedaron en 189 millones.

Otros 76 millones son de extrema pobreza o indigentes. Con el repunte en el crecimiento este año las expectativas son optimistas en cuanto a frenar el aumento de la pobreza.

La forma de medición de la línea de la pobreza está ligada en los métodos de Cepal a una canasta básica de alimentos.

El Banco Mundial, en cambio, considera los ingresos y estableció como base el ingreso de 1.25 dólares diarios.

Para Cepal esa medición no responde a la realidad de la región. "Queremos ser más sofisticados y más exactos en esa medición", indicó la secretaria ejecutiva. También le interesa a esa organismo el fenómeno de reducción de la tasa de crecimiento demográfico y el aumento de los adultos mayores. "Al 2035 vamos a llegar al punto de equilibrio entre la tasa de dependencia de los niños de 0 a 5 años, que está disminuyendo y la de adultos mayores, que está creciendo", indicó.

Eso incidirá en las actividades de las mujeres, que a juicio de Bárcenas no deben pasar del cuidado de niños a los adultos mayores sin remuneración o sin beneficios, sino incorporarse a la fuerza laboral. En su pronóstico previo, Cepal dejó claro que aún no existen señales de que esta recuperación sea sostenida o no en el tiempo, y sobre todo, más allá de 2010, ya que aún prevalecen las incertidumbres en el contexto económico y financiero global, producto de la actual crisis. El impacto negativo de la crisis internacional en América Latina fue contundente a finales de 2008 y principios de 2009. Durante el segundo trimestre del año pasado comenzó la recuperación. Según la Comisión, la caída del PIB por habitante, en 2009, se estima en 2.8 por ciento.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.