La deuda pública se acerca al 50% del PIB

El endeudamiento público se ha disparado en los últimos tres años, y de seguir así, es muy probable que 2010 se cierre con una relación deuda/PIB arriba del 50 por ciento. Aún así, esta opción es preferible a imponer una reforma fiscal, según opinan analistas

La construcción y otros sectores no han recibido ningún incentivo para crecer, según el economista Claudio de Rosa.

¿Cómo se sentiría usted si de su salario, después de retenerle la cotización al Seguro Social, la AFP y la Renta, le descontaran la mitad para abonar a sus deudas con el banco, casas comerciales, la señora que le fía comida y la tienda donde pide fiado para el día de pago? ¡Difícil, verdad! Pero esa es la realidad de la mayor parte de salvadoreños, y el Gobierno no es la excepción.

El próximo año el Gobierno de El Salvador podría fácilmente comprometer el 50 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) para pagar el servicio de la deuda pública, situación que enciende las luces de alerta para prevenir que empeoren las condiciones de vida de los salvadoreños y que la economía continúe un año más en crisis.

Esa es la lectura que hacen algunos economistas consultados por El Diario de Hoy ante el crecimiento del endeudamiento del sector público, sobre todo en los tres últimos años, lo que podría provocar que al finalizar 2009 la deuda pública total alcance fácilmente el 48 por ciento del PIB.

Datos del Banco Central del Reserva (BCR), comentados por el economista Rigoberto Monge, señalan que el país tenía comprometido el 43.9 por ciento del PIB al finalizar 2008, lo que equivale a una deuda de $9,707.6 millones.

Endeudamiento acelerado

En 2007, el país alcanzó una deuda pública total de $8,638.7 millones, lo que significó el 42.4 por ciento del PIB, pero lo que más llama la atención de Monge es que de un año al siguiente, el endeudamiento creció en $1,068.9 millones.

A juicio del analista, la situación fiscal del país se vuelve más alarmante, porque según el ciclo de octubre 2008 a octubre 2009, la deuda creció en $1,289 millones, lo que representa un incremento del 13.7 por ciento, solo en un año, cuando de 2006 para 2007 solo subió $279.5 millones.

Así las cosas, lo más seguro es que si el 2008 la deuda pública total cerró con el 43.9 por ciento del PIB, "al finalizar este año se llegue al 48 por ciento, que son más o menos cuatro puntos del PIB, es decir, alrededor de $890 millones de nueva deuda que se podría desembolsar", reiteró.

Sin embargo aclaró que, según sus cálculos, la nueva deuda contratada sin desembolsar alcanza la suma de $1,503 millones, que es mucho mayor que el crecimiento experimentado entre 2007 y 2008 y mucho más que los registros entre octubre de 2008 y el mismo mes de 2009, que es hasta cuando se tienen datos del BCR.

Mejor deuda que impuestos

"Yo sigo sosteniendo que estamos endeudándonos de una manera creciente, pero también quiero matizárselo diciendo que el país todavía tiene capacidad de endeudamiento (...), preocupa, pero en momentos apremiantes de crisis es preferible más deuda que una reforma tributaria", dijo.

Por su parte, el ex presidente del BCR Rafael Barraza también aseguró que con estos antecedentes, se está muy cerca de llegar a alcanzar ese porcentaje. "La proyección es que el próximo año lleguemos a esos niveles de deuda del 50 por ciento del PIB", enfatizó.

Barraza considera que llegado a ese monto de deuda, el espacio para manejarla dependerá del crecimiento económico.

"Si seguimos creciendo a tasas bajas no es sostenible un 50 por ciento, pero si crecemos a tasas más altas, ese 50 por ciento se puede diluir rápidamente y volverse sostenible", dijo Barraza, quien funge como director de la Escuela Superior de Economía y Negocios (ESEN).

Al economista Claudio de Rosa también le preocupa mucho más la situación fiscal del país, al señalar que en 2008 la deuda total del sector público no financiero (SPNF) era de 35.7% del PIB, valor que al finalizar 2009 podría estar en el orden del 44.9%, según ha dicho el gobierno.

De Rosa estima que para 2010 la relación deuda sólo del SPNF llegaría al 47.4% y en 2011 al 49.1%, que son "las proyecciones del gobierno antes de la tormenta Ida".

Según el analista "si la economía decrece más este año y el otro vuelve a decrecer, aunque sea un poquito, inmediatamente la relación deuda/PIB pasará del 50%".

"Con solo 230 millones de dólares más que se aprobaran de créditos, ya llego al 50.1 por ciento del PIB, porque esta cantidad representa el 1 por ciento del PIB, y es lo que tienen para endeudarse hasta ese nivel, pero si lo ejecutan todo podrían llegar al 53 ó 55 por ciento tranquilamente", añadió.

De Rosa aclaró que es probable que la deuda del Gobierno no pase del 48 por ciento del PIB este año, por la falta de capacidad para ejecutar los proyectos y el cumplimiento de las metas fiscales, "porque el déficit va a ser más grande de lo previsto, salvo que el ministro de Hacienda se ponga el cinturón de la austeridad", destacó el consultor.

El ex presidente del BCR, Barraza, comentó que para mantener la deuda a raya hay que concentrarse en el crecimiento económico, que es la fuente de pago, aunque las perspectivas son bastante inciertas hacia el futuro cercano y en la medida que ello persista la deuda se puede volver insostenible.

El paquete de reformas tributarias que impulsa el Gobierno busca recaudar más de $200 millones adicionales por año. Los diputados aprobaron un primer grupo de modificaciones tributarias el sábado en la madrugada y continuarán evaluando el resto esta semana.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.