resumen noticias
Además en

Disminuye el consumo de carne de res

» Las pastas y los arroces han sustituido el consumo de los productos cárnicos por ser más baratos

Ileana Laínez V. Viernes, 18 de Septiembre de 2009

Cerca de un 10 por ciento ha disminuido el consumo de carne de res en el territorio nacional. Esto se debe al incremento de los precios de los productos desencadenado por la crisis económica global.

Los productores y distribuidores de este producto son prácticamente inexistentes en el país, este fenómeno ha hecho que los distribuidores importen carne de res de otros países de la región, como Costa Rica y Nicaragua, los cuales procesan millones de libras debido a que cuentan con una producción de gran volumen.

Varias cadenas de supermercados del país están buscando las estrategias necesarias para recuperar el terreno perdido, el cual en este momento tienen como competencia la carne de pollo y de cerdo.

Debido a los altos costos de los productos, los consumidores han incrementado en sus dietas el consumo de arroz, pastas y verdura, cuyos precios son mas bajos.

Juan Molina, encargado de carnes del supermercado Hiper Europa, afirmó que hay una baja del consumo de la carne y estimó que a la fecha ha disminuido en un 20 por ciento. "Si comparamos las ventas del año pasado se registra una disminución sustancial, eso se ha logrado detectar por la baja cantidad de importaciones que el supermercado está haciendo".

Para poder nivelar las ventas, el centro de abastos decidió reducir algunos de los precios. Entre los 10 y 15 centavos. También se manejan promociones de descuentos todas las semanas.

Molina detalló que el supermercado compra unas 64 mil libras de carne de res al mes, a un costo de 1.98 dólares la libra, es decir realizan una inversión de 126 mil 720 dólares.

La carne de pollo es lo que más se vende con un aproximado de 300 a 400 pollos al día, es decir, más de mil 200 libras de pollo.

Luis Carlos Alvarado, gerente de país de la división cárnica de Wal-Mart Centroamérica, explicó que los mayores productores de cárnicos son Nicaragua y Costa Rica, y Honduras que está empezado a entrar en el mercado de ganado.

El Salvador es más dependiente de las importaciones debido a que no cuenta con la infraestructura necesaria y tiene poca capacidad de producción de ganado.

"A nivel centroamericano las carnes han tendido a mantenerse un poco frenadas en su consumo por el tema de la situación económica, sin embargo, se buscan alternativas para llamar la atención de los compradores".

Debido a que en el país no existe una Cámara de Comercio de carnes u otra entidad que mantenga un control acerca del sector, no se puede precisar con certeza la cantidad del producto que se consume en el país, manifestó Alvarado.

Sin embargo, Wal-Mart detalló que importa cinco contenedores de carne de res a la semana, las cuales se traducen en unos 250 mil libras; mientras que la carne de cerdo y pollo se suple en granjas salvadoreñas.

Alvarado explicó que la distribución de las preferencias del consumidor para la cadena de supermercados son del 50 por ciento para la carne de res, el 30 por ciento para la carne de pollo, el 15 por ciento para el cerdo y para los mariscos un 5 por ciento.

Añadió que en el país existen varios rastros productores de carne de res, sin embargo, la mayoría no cuenta con los estándares internacionales de higiene y calidad, y no dan abasto para suplir la demanda nacional.

"En algunos pueblos la gente sacrifica a los animales dentro de sus casas sin ningún tipo de control higiénico y lo que producen es para el consumo familiar", puntualizó.

Actualmente sólo las granjas de productos porcinos cuentan con normativas de salubridad, calidad e higiene por lo que suplen la demanda nacional.