La población crecerá 40 mil habitantes cada año

» Según el Censo en El Salvador, existen 6.1 millones de habitantes, mientras que la esperanza de vida de los hombres es de 66 años y de las mujeres 76 años

lA INDUSTRIA y demás empresas tienen ahora las herramientas para planificar sus inversiones de mediano y largo plazo para producir los bienes de consumo.FOTO EDH / ARCHIVOFOTO EDH / ARCHIVO

Invertir para producir y satisfacer las necesidades de 200 mil habitantes adicionales cada cinco años será una de las prioridades que tendrá la empresa privada del país, tomando en consideración las proyecciones de crecimiento demográfico al 2050, dadas a conocer ayer por la Dirección General de Estadísticas y Censos (Digestyc).

Según las proyecciones del VI Censo de Población y V de Vivienda levantado en 2007, que arrojó una población de 6.1 millones de habitantes y no 7.2 millones como se calculó con el censo de 1992, a finales del próximo año seremos 6.2 millones de personas, pero de ahí en adelante cada cinco años se calcula que nacerán 200 mil, con lo que a 2020 habrá 6.6 millones de habitantes.

Bajo esa lógica, según el director de la Digestyc, Miguel Ángel Corleto, "se esperaría que al finales de 2050 seamos alrededor de ocho millones de habitantes", debido a la actual esperanza de vida de hombres y mujeres que por ahora es de 66 y 76 años, respectivamente. Este crecimiento se mantendrá casi al mismo ritmo del resto de países de América Latina.

Por su parte, el ministro de Economía, Héctor Dada Hirezi, afirmó que las cifras estadísticas son una base muy importante para la planificación en materia económica y social no solo para instituciones del Estado, sino también para los sectores privados y deben ser además un insumo importante para conocer y proyectar la realidad nacional.

Con base en los nuevos datos, ya corregidos con el factor de omisión de 5.7 por ciento equivalente a 350 mil salvadoreños no censados, Dada Hirezi agregó que "planificar para una nación de 6.1 millones de habitantes no es lo mismo ni en capacidad productiva ni necesidades que las que tiene una nación de 7.2 millones de habitantes".

Elementos de análisis

El director de la Digestyc, añadió que fueron tres los principales elementos tomados en cuenta en las proyecciones de población, por considerar que son los que más inciden en la conformación del nuevo mapa demográfico del país.

Se trata de la mortalidad, la natalidad y las migraciones que en el transcurso de los últimos 59 años han modificado la estructura de población, explicó Corleto. En el caso de la mortalidad, se parte de que es relativamente baja y se hace el supuesto de que la mortalidad va a tender a reducirse conforme lo está haciendo la región centroamericana.

En términos de fecundidad, dijo Corleto, el país también va a evolucionar conforme a los parámetros internacionales, ya que la proyección se hizo bajo el supuesto de que también habrá un descenso de las migraciones hasta el 2050.

El supuesto para proyectar esta variable es que "vamos a tender a 1.9 hijos por mujer. Similar al que esperan los organismos especializados que se dé en los próximos decenios, mientras que se mantendría también el grupo de mujeres de 20 a 24 años como las de mayor fecundidad", aseguró.

Respecto a la mortalidad, el funcionario aclaró que se hizo una consideración en el sentido de que la esperanza de vida por sexo va a tener un descenso, como también lo muestran los países vecinos y en general toda América Latina.

En cuanto a las migraciones, el supuesto es que habrá un descenso de las mismas y, en las siguientes décadas, tendería a aproximarse a cero en 2050, sobre todo porque los países que reciben flujos de personas extranjeras serán más selectivos a la hora de permitirles el ingreso, detalló.

Sin embargo, Dada Hirezi llamó la atención sobre la reducción de las tasas de fecundidad, algo que se conoce como el envejecimiento de la pirámide poblacional, en el sentido de que "pesa cada vez menos la población menor de 15 años y cada vez más la población mayor de 60 años".

Leonor Calderón, representante del Fondo de Población de Naciones Unidas, que colaboró con asistencia técnica para elaborar el censo de 2007 y las proyecciones hasta 2050, dijo que lo importante de las proyecciones es que "nos da los insumos fundamentales para el diseño de políticas públicas a futuro, porque nos indica cómo vamos a estar y dónde tenemos que incidir", refiriéndose a las prioridades que se deben analizar a la hora de elaborar los planes y programas de desarrollo económico y social del país.

Resaltó la reducción significativa de la fecundidad que ha sido paulatina, pero constante, tras asegurar que en muchos casos es producto de la incorporación voluntaria de la mujer al mercado de trabajo, del incremento de los niveles educativos en la mujer. "Eso está estadísticamente comprobado en todos los países donde se ha demostrado que a mayores niveles de educación hay menores tasas de fecundidad, comentó.

La representante del Fondo de Población resaltó la contribución de las mujeres, porque se ocupan además de la familia, de otros aspectos del desarrollo profesional y de aporte a la vida productiva.