Política fiscal y otras causas del mejor desempeño económico

El Salvador ha logrado dinamizar su economía dejando de basar la producción en el sector agropecuario, según el informe. FOTO EDH / ARCHIVO

El economista Juan Carlos Hidalgo, también señala que existieron logros en el manejo de las finanzas públicas, destacando que entre 2002 y 2007 se logró reducir el déficit fiscal de 3.1 a 0.5 por ciento, lo que mejoró notablemente las calificaciones de riesgo del país.

Destaca cómo el gasto público bajó del 15.6 al 15.4 por ciento en 2007 y como se logró aumentar los ingresos tributarios del 12.5 al 14.9 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), para el mismo año.

Producto de esos esfuerzos, el país logró en 2007 que el PIB per cápita alcanzara el nivel que ostentaba en 1978, año previo a que se desatara el conflicto armado que mantuvo postrada la actividad económica del país.

El analista asegura también como un país con una tasa de crecimiento tan baja, según las cuentas nacionales, puede reducir en casi a la mitad el porcentaje de hogares por debajo de la línea de pobreza. Ello obliga a pensar que El Salvador no está experimentando desarrollo alguno y que los avances marcados en los indicadores sociales sean solo el reflejo de los cientos de millones de dólares que los salvadoreños reciben de sus familiares de afuera.

No obstante, Hidalgo recalca que tras el censo de población y vivienda de 2007, según el cual hay 1.4 millones de habitantes menos, indicaría que el PIB per cápita sea 17 por ciento superior a lo que muestran las cifras oficiales.

Tras la revisión de los datos de población, el PIB per cápita ha crecido 3.3 por ciento desde 1992, constituyéndose en la tercera tasa de crecimiento económico más alta de América Latina.

Con base esa información, se considera que el PIB de 2006 fue un 36.7 por ciento mayor al que registraron las estadísticas oficiales, con lo que la tasa de crecimiento anual promedio se situaría alrededor del 5.7 por ciento, en vez del 2.1 por ciento oficial para los últimos 18 años, esto según la investigación hecha por el economista y ex ministro de Hacienda, Manuel Enrique Hinds, citado por Hidalgo.

El economista del Cato Institute es claro al afirmar que las tasas de crecimiento del PIB anual son mayores a las reportadas por el gobierno, a tal grado que una representación del Fondo Monetario Internacional (FMI) recomendó a las autoridades locales reformular la manera en que se calcula el PIB, pues no es congruente con el actual sistema productivo basado en la prestación de servicios, que ha superado la estructura agropecuaria del país.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.