Cae venta de vehículos usados

» El mercado de carros nuevos y usados bajará ventas entre 20 y 25 por ciento al finalizar el año

el parque vehicular es de 600 mil automotores, cifra que este año podría aumentar alrededor de 43 mil unidades, entre nuevas y usadas.FOTO EDH / ARCHIVO

La venta de vehículos usados ha caído drásticamente en El Salvador durante el año en curso, a tal grado que algunos importadores y talleres de reparación, enderezado y pintura han cerrado operaciones, dejando sin empleo a cientos de trabajadores.

Otros negocios que han bajado sus ingresos y por lo tanto han reducido personal son las ventas de repuestos nuevos y usados y tapiceros, aseguró el presidente de la Asociación Salvadoreña de Importadores de Vehículos Usados (Aseiva), Alejandro Mohor.

Según Mohor la baja del crecimiento es del orden del 25 por ciento en lo que va de 2008 con relación al comportamiento experimentado por el negocio el año pasado.

La situación es tan crítica que "ya talleres de enderezado y pintura que hace seis, siete meses atrás, se encontraban con mucho trabajo, hoy están despidiendo gente, porque la crisis ha golpeado a la industria automotriz en todo sentido", comentó.

Explicó que los vehículos usados que se importan de Estados Unidos siempre requieren una reparación menor, mediana o mayor, dependiendo del estado en que vengan, actividades que generan mano de obra, ventas locales e impuesto de renta e IVA, lo cual dinamiza la economía.

La baja de las ventas en este rubro tiene las mismas causas que están afectando al resto de la actividad comercial y económica doméstica e internacional: la crisis financiera global y el alza del precio del petróleo registrada entre junio y principios de septiembre del presente año, según Mohor.

Qué hacer

Para enfrentar la crisis, los socios de Aseiva ya están pensando en trabajar y aplicar políticas de venta en grupos.

"No prevemos nosotros otra fórmula para poder enfrentar esta crisis, más que unirnos, buscar mercados antes de impuestos para los vehículos importados en los países vecinos, especialmente Honduras y Nicaragua", aseguró el empresario.

Adicionalmente, Aseiva organizará una feria de autos usados, que se realizará en el Centro Internacional de Ferias y Convenciones (Antes Feria Internacional), el próximo 20 de febrero de 2009.

"Vamos a juntar en esa feria de usados 300 carros. Ese va a ser nuestro primer enfoque para que nuestros agremiados vendan; si nuestro agremiados venden, por cada carro que vendan van a importar dos vehículos usados y esos va a generar actividad en la economía", aseguró.

Mohor, añadió que se están haciendo las gestiones ante bancos y financieras para que en ese evento las personas que quieran adquirir vehículo puedan acceder a financiamiento bancario.

Adicionalmente se está recomendando a los importadores de vehículos usados que sean ellos mismos quienes, en la medida de sus posibilidades, traten de cerrar el negocio con sus clientes, para evitar los intermediarios, que son los que encarecen toda clase de negocios.

Asimismo, se ha levantado el portal web de la asociación "www.aseiva.com", para que todos los agremiados puedan mostrar sus vehículos, y busquen negociar directamente con los interesados.

El presidente de Aseiva denunció que por intereses económicos, el negocio de los usados se ha visto como una competencia desleal y que, incluso los importadores han sido marginados del financiamiento bancario para obtener capital de trabajo.

También adelantó que hay una propuesta de ley para eliminar aranceles en beneficio de los importadores de vehículos nuevos, pero a la par se recomienda un impuesto por la circulación.

Existen 200 importadores de vehículos usados autorizados por la Dirección General de Aduanas, que introducen al país entre 35 mil a 40 mil vehículos anuales, pero este año cerrarán con unos 28 mil.