Sin alzas en los últimos años

El quintal de azúcar sube $5.75

» El temor viene por la reacción en cadena que podría afectar a los alimentos y bebidas

El precio en los ingenios oscila entre 20 y 22 centavos por libra a los distribuidores mayoristas, según la Asociación Azucarera.FOTO EDH / ARCHIVO

A partir del pasado fin de semana, el precio del quintal de azúcar subió $5.75, aunque el anuncio no lo ha hecho público la Asociación Azucarera de El Salvador, que aglutina a los siete ingenios del país.

Hasta el jueves pasado el quintal de azúcar tenía un costo de $22.15, pero a partir del viernes Dizúcar lo vende a $26.40 (IVA incluido), se quejó un propietario de una panadería, quien pidió de favor que omitiéramos su nombre por temor a represalias de parte de su distribuidor.

Este incremento representa un 21.78 por ciento, que al final deberá ser trasladado al consumidor final de alimentos sólidos y líquidos que contienen azúcar, tales como el pan dulce, los refrescos caseros y quizá también las bebidas gaseosas y carbonatadas industriales.

Sin embargo, unas empleadas del área de compras de la empresa Salvacola (La Cascada) especuló que a ellos no les incrementarán el precio, porque compran a futuro y mediante una programación de entrega de pedidos.

Insostenible

El precio del azúcar es el único que se había mantenido invariable en los últimos años, a pesar de la crisis generalizada de precios de los alimentos que se desató desde mediados de 2007.

La Asociación Azucarera, destacó que el incremento es un ajuste, basado en el aumento de costos de operación por las constantes alzas de precio de los combustibles que ya no se podía sostener.

"El aumento no me sorprende, pues es un ajuste obligado por el petróleo, ya que los precios del azúcar no se habían incrementado en los últimos 10 años; mientras los costos han sido absorbidos gracias al aumento de productividad de la agroindustria", dijo el gerente de la Asociación Azucarera, Julio Arroyo.

La agroindustria azucarera absorbe mucho transporte, sobre todo para el traslado de la caña a los ingenios y es por eso que los costos de operación se habían vuelto insostenibles, explicó.

Añadió que en la fase agrícola del cultivo se utilizan muchos agroquímicos derivados del petróleo, lo cual deprimió los precios para los productores de caña, al grado que sus operaciones ya no eran rentables.

El presidente de la Asociación de Productores de Caña (Procaña), Carlos Mejía Alféres, Confirmó que en los últimos dos años, los costos de insumos como fertilizantes, herbicidas, fungicidas e insecticidas para el control de plagas se les elevaron alrededor del 60 por ciento.

El flete también fue incrementado mucho por los transportistas, por lo que "los aumentos de precios en la parte agrícola llegaron a ser incosteables", aseguró.

"Hace dos años, veníamos de pagar alrededor de dos dólares por el galón de diésel, y ahora está costando cinco", se quejó.

Medianos y pequeños empresarios de la industria del pan dulce y vendedoras de comida están preocupadas, porque el incremento está siendo trasladado a los consumidores finales, sobre todo en las tiendas. "Son cinco centavos los que le han subido a la libra y eso es bastante", dijo Dora Alicia de González, propietaria de un comedor en Mejicanos, quien el sábado se enteró del aumento. "El problema es que los clientes no creen que los precios han subido y a regañadientes pagan lo que consumen", añadió.