Nuevo nicho de mercado

El Grupo Q venderá vehículos chinos

» El Salvador será la punta de lanza de la venta de carros asiáticos en C.A.

Esta lujosa camioneta es uno de los vehículos asiáticos que se venderá desde el 15 de diciembre.FOTO edh / mauricio caceres

El viernes, cuando se inaugure la Expo Auto 2007, será un día especial para el Grupo Q, pues precisamente esa misma fecha iniciará la comercialización de vehículos chinos en El Salvador.

El gerente de país, Roberto Díaz, explicó que en la inauguración del salón del automóvil se exhibirán cuatro marcas las cuales también comenzarán a distribuirse, de manera oficial, la primera quincena de diciembre, cuando se abra la sala de ventas ubicada sobre Carretera al Puerto de La Libertad, frente a la gasolinera Shell Utila, en Santa Tecla.

Explicó que, progresivamente, se complementarán las marcas pues la penúltima está programada que entre en diciembre y la séptima en enero. "Al inicio se distribuirán unos 14 modelos, dos meses después entrarán los otros pedidos para completar las siete marcas y los 24 modelos que vamos a distribuir en El Salvador y, posteriormente, en toda Centroamérica y Panamá", afirmó.

La decisión de vender

La decisión de incursionar en la distribución de carros chinos se tomó hace siete meses, después de tres años de estar analizando las mejores ofertas de los fabricantes, quienes, además, no estaban preparados para iniciar este tipo de exportaciones, añadió el ejecutivo.

Detalló que China Continental está diseñando sus vehículos para los mercados de Europa, donde piensan entrar fuerte el próximo año; además de Rusia y los países árabes.

Fue hasta principios de este año que comenzaron a fabricar vehículos con características para los latinoamericanos, y fue por ello que hasta en marzo se cerró el contrato con las mejores fábricas de automóviles, precisó.

"Han hecho todos estos cambios, y por eso dijimos que ya era el momento de montarnos en el barco de marcas chinas. Sabemos que ahorita es una apuesta de largo plazo", especificó Díaz.

Entre las ventajas que van a tener las marcas chinas es que primero contarán con el respaldo del Grupo " y, segundo, que habrá toda una logística de repuestos y precios competitivos, pues estarán siempre abajo que la competencia en su segmento, pues ofrecerán más valor por la inversión, dijo el gerente de país.

Inversión

La inversión inicial estimada en El Salvador se acerca a los tres millones de dólares, tanto en la construcción de la sala de ventas, como en inventario y el equipo humano de ventas y de apoyo de post venta.

Las atenciones de post venta incluyen existencia de repuestos, apoyo en talleres para reparaciones, equipos de diagnóstico y todo el soporte técnico necesario para darle la confianza al consumidor en la compra de su vehículo, explicó.

Añadió que inicialmente se está armando un equipo de ventas que podría estar integrado por lo menos con 50 personas, entre vendedores, personal administrativo y técnico de soporte.

La proyección del Grupo Q es llegar a vender 5,000 unidades en toda Centroamérica luego de los primeros cinco años de introducción de las marcas, aseguró el gerente país.

Lo anterior significa una venta anual proyectada de alrededor de 1,500 vehículos de diferentes marcas y modelos en los seis países de la región.

En El Salvador se espera colocar alrededor de 300 unidades por año, pues se considera que tendrán buena demanda, según revelan los estudios de mercado.

En cuanto al inicio de la comercialización de las marcas chinas en el resto de países de la región centroamericana, Díaz explicó que se ve con más posibilidades iniciar este mismo año en Guatemala y Honduras.

La distribución en Nicaragua, Costa Rica y Panamá tendrá que esperar hasta enero o febrero del próximo año.

Sobre el total de marcas que distribuye la empresa en El Salvador, prevé que se pueda cerrar 2007 con una venta de 18 mil unidades, lo que significa un aumento de entre cuatro y seis por ciento con relación a 2006.

Finalmente, dijo, que con las marcas chinas el volumen de ventas anuales en El Salvador subirá por encima del seis por ciento por ser una nueva opción para los que buscan mejores precios.