La compra del año se atrasó

Salud acepta que hacen falta medicinas en los hospitales

» Autoridades dicen que el desabastecimiento no es causado por falta de dinero

Un documento del Hospital de Niños Benjamín Bloom detalla la demanda insatisfecha en los últimas semanas. Según la carta, son 60 los fármacos que se han agotado, un dato que fue confirmado por el director del sanatorio.FOTO EDH

Autoridades del Ministerio de Salud (Minsal) reconocieron ayer la falta de medicamentos en la red de hospitales públicos, una situación que se arrastra desde hace más de un mes y se ha agudizado en las últimas dos semanas.

Julio Robles Ticas, director de Hospitales, dijo que en los establecimientos de salud, el porcentaje de escasez es variable. "En unos son 10 ó 15 medicamentos, en otros 40 y hasta 60 las medicinas desabastecidas".

Decenas de usuarios de la red pública se van a diario sin el producto, en los servicios de hospitalización los médicos y enfermeras también tienen dificultades para cumplir el tratamiento a los pacientes.

"Cuando llegamos a Salud, el desabastecimiento era del 48 por ciento, ahora se ha bajado al 15 y 18 por ciento, sin embargo, aceptamos que en estas últimas dos semanas se nos han escaseado algunos productos", agregó Robles Ticas.

En el Bloom faltan medicinas indispensables para las áreas de cuidados intensivos, hematología, neurología, cardiología, gastroenterología, entre otros.

En la farmacia constantemente se dibujan los rostros de las madres preocupadas cuando escuchan de la empleada decirle que el medicamento prescrito se ha terminado.

Un documento del sindicato de ese hospital titulado "demanda insatisfecha" expone que son 61 los fármacos que se han agotado, una copia de la denuncia fue enviada al director del Bloom, Hugo Salgado.

Salgado confirmó que son 60 los medicamentos los que no tienen, lo que representa el 20.6 por ciento, pero se justifica diciendo que en las administraciones anteriores la situación era peor.

"No hemos tenido ningún problema de que hayamos dejado de operar a un paciente por falta de medicinas, faltan aquellos de la consulta, pero la vida de los niños no está en peligro", declaró el director del Bloom.

En el Rosales los problemas abarcan a los enfermos con leucemia, cáncer, con problemas cardíacos, reumatología, de gastroenterología, entre otros.

Para algunos médicos como Héctor Valencia, jefe del Servicio de Hematooncología, la situación es preocupante porque son varios los productos que se han terminado, eso impide cumplir el tratamiento indicado a los enfermos.

Temen que la situación se agrave en los próximas semanas porque la compra que realizó el Minsal ingresará el otro mes; esta debió llegar en abril. El proceso de adquisición se inició en octubre del año pasado.

La viceministra de Servicios de Salud, Violeta Menjívar, declaró que aún hay 94 contratos en manos del Fiscal General de la República para que los firmen, por ello considera que deben haber mecanismos para que ese paso se agilice.

"Ahí están esos contratos, mientras tanto nuestra gente está necesitando la medicina en sus manos", añadió Menjívar.

La funcionaria acepta el problema que se vive en los hospitales, pero aduce que la situación no es por disponibilidad de dinero, que ellos han invertido $71.9 millones en fármacos y vacunas contrario a la gestión anterior que gastó $35.2 millones, en 2008.

La viceministra justificó que al eliminar totalmente las cuotas voluntarias, la consulta se incrementó en un 30 por ciento, que con el funcionamiento de 410 Equipos Comunitarios de Salud Familiar aumentaron las referencias a los establecimientos y en lo engorroso que son los trámites establecidos por la LACAP.

Menjívar aseguró que en las próximas semanas se solventará el problema y que están tomando medidas para abastecer los centros como compras por libre gestión, han pedido anticipos a los laboratorios y con la transferencia del producto.

El año pasado la situación fue la misma, la compra se atrasó varios meses. El Minsal tuvo que hacer una adquisición de emergencia.

El año pasado el Minsal realizó cinco licitaciones por un monto de $26.5 millones, a esta fecha los centros médicos siguen esperando que el producto ingrese.

De los 439 tipos de fármacos que se licitaron, el 23.6% no se adjudicó y el 7.2 se declaró desierto.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.