Ante denuncias

Ministerio de Salud defiende a los médicos formados en Cuba

» La institución asegura que están capacitados para sumarse al sistema de salud pública

el presidente Mauricio Funes, durante una visita a Cuba, calificó a los estudiantes de la ELAM como idóneos para formar parte del nuevo sistema de salud del país.FOTO EDH

Mientras el Colegio Médico asegura que los salvadoreños que estudiaron Medicina en Cuba no han cursado más que cinco años de carrera y no cumplen con los requisitos para acceder a plazas remuneradas, el Ministerio de Salud respondió ayer que los estudiantes no sólo cursan más de seis años en la isla, sino que reciben una formación profesional adecuada a los estándares internacionales y están aptos para concursar por las plazas.

Las declaraciones del ministerio fueron vertidas un día después de que un grupo de recién egresados de la Universidad de El Salvador (UES) y de la Evangélica denunciaran públicamente la priorización de puestos remunerados en los hospitales públicos para los salvadoreños graduados de la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), aunque no cumplieran con los requisitos.

David Hernández, alumno de la UES y vocero de los afectados, dijo que el pasado 20 de diciembre los puestos fueron otorgados mediante un sorteo, pero les dieron la mayoría de las plazas a los salvadoreños de la ELAM.

"El sorteo se hizo con una cajita forrada, que tenía los nombres de todos adentro, pero solo de la UES central se quedaron fuera 163 estudiantes", indicó.

Hernández sostuvo que los graduados de la ELAM no han solventado las exigencias del artículo 13 de la Ley de Educación, donde se estipula que para obtener el grado de Doctor en Medicina es necesario desarrollar y aprobar una tesis producto de una investigación ejecutada en una determinada rama científica.

Por su parte, el Ministerio de Salud aclaró, a través de un comunicado, que de las 366 puestos vacantes 11 ya había sido asignados a los estudiantes que estaban aptos para realizar su servicio social en junio. Por lo tanto, había un total de 355 plazas disponibles para 501 alumnos reportados como aptos por sus universidades.

Asimismo, destacó que "con conocimiento de las 9 instituciones formadoras (públicas y privadas) se acordó asignar nueve plazas a los estudiantes con mejor Cum (calificación) de cada universidad". Y agregó que el ministerio pactó dar otras dos plazas a estudiantes con casos especiales.

Las autoridades de Salud también enfatizaron en el documento que los 344 puestos restantes fueron sometidos a sorteo entre 472 estudiantes en un proceso con un alto nivel de organización presidido por una comisión de cuatro profesionales de reconocida honorabilidad y capacidad profesional y con la presencia de nueve observadores, representantes a su vez de las nueve universidades que tienen la carrera de Doctor en Medicina.

Sin embargo, los recién egresados de la UES y la Evangélico sostienen que el proceso fue injusto. "No estamos en desacuerdo con que los colegas que viene graduados de la ELAM o del extranjero se incorporen a la red de salud, sino que lo queremos es que se haga de acuerdo a lo estipulado por la ley y de acuerdo a los justo", señaló Hernández.

El presidente del Colegio Médico, Rodolfo Canizález, consideró que los formados en Cuba deben hacer una nivelación de dos años más (ver nota aparte).

La mayor preocupación de los estudiantes de la universidad pública reside en que varios egresados de la Facultad de Medicina necesitan una plaza remuneradas para solventar sus gastos académicos y llevar a termino su carrera. "Es injusto. Varios de nuestro compañeros son de escasos recursos y deberán dejar la carrera por no poder pagar", enfatizó Hernández en rueda de prensa.

Por su parte, el Ministerio asegura que todos los estudiantes que se sometieron a la rifa estaban en total posesión de las acreditaciones que la ley exige para optar a una plaza de servicio social. "Esto incluye a los salvadoreños graduados de la ELAM, los cuales siguieron todos sus trámites de incorporación a través de la Universidad de El Salvador", puntualiza el documento.

Cabe señalar que en las universidades nacionales cursan siete años de carrera más un año social, pero en la ELAM se realizan seis años de carrera que incluyen un curso de nivelación de 18 meses.

Pero el Ministerio de Salud insistió en que los estudiantes de la ELAM compensan estas carencias "con una mayor carga académica por semestre".