Necesitan $3.2 millones

Gastos en terapia de VIH se duplican en 2011

» Temen que el costo de atención sea insostenible sí los casos nuevos se mantienen

Decenas de personas acudieron a los diferentes centros sanitarios para saber su condición de salud en el Día Nacional de la Prueba de VIH/Sida. FOTOs EDH / archivo

Para el otro año, el número de personas con VIH/Sida que reciben terapia antirretroviral, en el sistema de Salud Pública se incrementará en un 72 por ciento con relación al 2009, esta es una situación que les inquieta a las autoridades.

Pero la mayor preocupación es el cambio de tipo de medicamento a la que se someterán aquellos que los fármacos ya no les hacen efecto, porque el precio se eleva considerablemente.

A los que han adquirido el virus se les ofrece tres tipo de terapia denominada de primera, segunda y tercera línea. Los cotos anuales por persona es de $227, $998 y $20,800 respectivamente.

El año pasado, según cifras del Programa Nacional de ITS/VIH/Sida había 4,660 personas en tratamiento, el 87 por ciento recibe de la primera generación.

Para el otro año, se estima que 3,391 infectados con el virus inicien con su medicación, con ello se llegará a los 8,051, de estos 31 pasaran a la tercera línea.

Isabel Nieto, jefe del programa, manifestó que solo este grupo consumirá el 11 por ciento del presupuesto asignado para la adquisición de fármacos, es decir que la inversión será de $644,800.

El gasto en las 31 nuevas terapias sobrepasará la asignación anual que le hace Salud a la Liga Nacional contra el Cáncer, a la Fundación Ayúdame a Vivir, Comandos de Salvamento, entre otros. Los montos oscilan entre los $522 mil a los $295,000.

Nieto expresó que si no se disminuyen los casos positivos de la enfermedad, llegará un momento que el tratamiento será insostenible y el países deberá invertir una gran cantidad del presupuesto anual.

Para 2011, el gasto en medicina ascenderá a los $3.2 millones, debido a que el número de beneficiarios casi se duplicará y por los que pasarán a recibir productos de la tercera generación.

El problema es que, la institución solo tiene aprobado la mitad, el resto deberá ser financiado con recursos del Fondo Mundial, además tendrán que pedir un refuerzo presupuestario.

La directora del programa de ITS/VIH/Sida, manifestó que la meta es que el paciente se mantenga en primera línea porque es un costo que por el momento el Estado lo puede asumir.

"Sí nosotros nos quedamos de brazos cruzados, sin evitar la aparición de nuevos casos, en un momento dado el Estado no va a poder asumir los costos de la terapia antirretroviral, aunque tengamos todos en primera generación", acotó la doctora.

Fue en 2000 cuando el Ministerio de Salud comenzó a proveer de medicinas a los infectados, en el primer año habían 73, cinco años después creció a 2,235.

Fue en 1,984 cuando se notificó el primer diagnóstico de Sida en el país.

"Si se nos incrementa el número de casos por más esfuerzos que se hagan el presupuesto va a ser insuficiente para sostenerlo", reiteró la directora.

En lo que va del año, se han detectado 1,497 nuevos infectados.

Francisco Ortiz, director de Fundasida, comentó que el esfuerzo que las autoridades sanitarias han realizado para detener el avance de la enfermedad ha sido insuficiente.

"No ha habido una mayor inversión en la prevención. Las políticas públicas no abordan el tema de la sexualidad", comentó Ortiz.

El director de Fundasida expresó que si hay una tendencia al crecimiento de la enfermedad, eso significa que el abordaje de la prevención ha fracasado.

De continuar así, Ortiz opinó que en unos 10 ó 15 años será insostenible la carga presupuestaria para atender a quienes tienen VIH. "Los países que no ha invertido han pagado caro. La única vacuna es la prevención.".

Agregó que tener a personas con la tercera línea implica mayor costo para Salud, no obstante dijo que siempre exigirán que las terapias se les suministre porque el gobierno no ha ofrecido las condiciones para evitar el aparecimiento de más enfermos.

Por su parte, Nieto dijo que una buena parte de los casos en los que los fármacos de la primera o segunda generación no les funciona es porque se ha dado una reinfección o no han seguido al pie de la letra las recomendaciones de los médicos.

Nieto comentó que hay parejas que viven con VIH, pero no se protegen, en este acto es que se reinfectan porque la cepa del compañero de vida puede ser diferente.

Para que mantengan la adherencia al tratamiento, las personas deben tomarse la medicina a la hora indicada por los especialistas, seguir la dieta alimenticia, no ingerir alcohol, asistir a los controles, entre otros aspectos.