Pobladores afectados por químicos

Retiran toneladas de tóxicos que abandonaron en la Troncal

» Según el Cuerpo de Bomberos, podría tratarse de sustancias que se emplean en la industria textil. Atendieron a 15 afectados

La unidad de Sustancias Peligrosas, de Bomberos, era responsable del embalaje de los químicos abandonados en el kilómetro 21 y medio de la Troncal del Norte.FOTO EDH / felipe ayala

Unas tres o cuatro toneladas de tóxicos comenzaron a ser retiradas ayer de un predio en el kilómetro 21 y medio de la Carretera Troncal del Norte, jurisdicción de Guazapa. Los químicos fueron abandonados en el sitio el miércoles pasado y un grupo de lugareños resultó afectado al estar en contacto con estas sustancias.

"Solo vimos cuando el vehículo se iba, yo fui a ver qué era, me eché un puño en la boca porque dijeron que era leche", expresó. Deysi García, de 37 años, quien vive junto a la zona donde dejaron los tóxicos.

Ella y nueve de sus parientes resultaron afectados, así como otra familia de la zona. En total son 15 lugareños quienes, entre jueves y ayer, recibieron atención en la Unidad de Salud de Guazapa. Ninguno necesitó ingreso hospitalario.

La unidad de sustancias peligrosas del Cuerpo de Bomberos comenzó el embalaje del producto. Según la viceministra de Medio Ambiente, Lina Polh, podría ser llevado a las bodegas del Ministerio de Agricultura o a las de la institución que preside.

De acuerdo con la descripción de Bomberos, las sustancias (polvos y gel) están en sacos de papel, barriles y garrafones; según las cuatro pruebas de campo que hicieron podría tratarse de químicos que se usan en la industria textil, preliminarmente, identificados como glender y fosfato de sodio.

El sargento de Bomberos, Wilfredo Laínez, explicó que el producto ya no se fabrica ya que no aparece en la guía de químicos que ellos poseen. "La última vez que aparece fue en 2000, hasta ahí se fabricó", dijo el sargento. En algunos recipientes hay etiquetas con fechas de fabricación de 1981.

El Ministerio de Medio Ambiente ha iniciado una investigación para dar con el responsable del abandono de los tóxicos; además indaga si el dueño del terreno ha dado permiso para que tiren ahí los desechos.

Para prevenir más daño ambiental hasta su traslado, las sustancias fueron protegidas con plástico a fin de evitar que la lluvia o le polvo los diseminaran en el área. En esa zona hay casas, así como una quebrada.

El gerente de la división de Materiales Peligrosos de Medio Ambiente, Ítalo Córdova, calificó el producto de "moderadamente tóxico" para los humanos en base a las pruebas preliminares de Bomberos.

"El principal riesgo en este caso es la inhalación de las partículas por parte de la población que resultó afectada y luego si llegaran a tener contacto directo con los químicos", explicó Córdova.

Efectos leves

La mujer que probó el químico sufrió adormecimiento en su boca, otros de sus parientes problemas estomacales y dolor de cabeza. Uno de los bomberos que también tuvo contacto con las sustancias sufrió ardor en la piel.

La viceministra de Medio Ambiente condenó el hecho y dijo que "este tipo de cosas no pueden seguir pasando sin que sean severamente penalizados. Vamos a iniciar la investigación hemos pedido a los técnicos que le den prioridad".

La funcionaria detalló que la Ley de Medio Ambiente manda que existan tribunales agroambientales donde se puedan procesar y tener sanciones penales para este tipo de hechos. "Esto es algo que ya estamos conversando con la Corte Suprema de Justicia y la Fiscalía", comentó Polh.

Hoy está programado terminar de retirar los materiales tóxicos, los cuales fueron puestos en más de una docena de barriles, por bomberos.