País en emergencia y hay tres casos sospechosos

» Dos de las personas con sospecha de gripe están aisladas en su domicilio; la otra no tiene síntomas de la enfermedad » El Presidente Saca rubricó el decreto ejecutivo de emergencia nacional » Los hospitales preparan al personal e identifican áreas de aislamiento con miras a un previsible repunte de enfermos

Salud insta prevención ante amenaza de gripe porcina

El viceministro de esa cartera, Ernesto Navarro, sugiere estar alertas ante cualquier síntoma y tomar las medidas preventivas necesarias

Ver en Media Center >

Tres años y medio después de las desgracias de la tormenta tropical Stan, El Salvador vuelve a estar en emergencia nacional. Las causas son muy distintas a las de aquel entonces y el futuro se antoja más impredecible que nunca. Mientras el mundo se prepara para una pandemia, tal y como dejó entrever la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Ministerio de Salud ha tomado las riendas que le da el decreto ejecutivo para disponer de los recursos humanos y económicos que sean necesarios para enfrentar el virus de la influenza porcina. Primero para evitar que ingrese al país y, en caso de detectarse, para tratar los brotes y minimizar las consecuencias.

La declaratoria fue solicitada el lunes por el titular del ramo, Guillermo Maza, y los miembros de la Comisión Nacional de Prevención Contra una Pandemia de Influenza Aviar (Conapreviar). Un día después fue firmada por el Presidente de la República, Elías Antonio Saca. "Implica que convertimos al Ministerio de Salud en (el ente) que encabeza esto. Todas las instituciones del Estado responden al ministro por cualquier emergencia. El Ministro de Hacienda proporciona los fondos porque hay que tratar de irse por lo preventivo", comentó Saca.

A falta de cifras oficiales del gasto necesario para hacer frente a la gripe porcina, los ministros de Salud Pública reunidos en Managua, Nicaragua, acordaron pedir al menos tres millones de dosis antivirales a la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Esta anuncio y el refuerzo de las fronteras centraron el encuentro de los funcionarios.

De momento, Costa Rica confirmó el primer caso de gripe porcina en ese país. Guatemala descartó tres casos como sospechosos, pero tiene pendientes otros tres más. En El Salvador, las autoridades vigilan también a tres personas.

El ministro de Salud, Guillermo Maza, confirmó anoche que dos de ellos están en aislamiento domiciliar. Uno de ellos consultó en el Hospital San Rafael y el otro en la Unidad de Salud de San Tecla. Este último era un deportado. Las pruebas finales estarían el fin de semana.

En uno de los casos se trata de una joven de 23 años que estuvo en contacto con un mexicano. La mujer, quien reside en Antiguo Cuscatlán, recibió la indicación de evitar contacto con sus familiares y se le medicó acetaminofén.

Navarro confirmó que la paciente está en observación, pero aclaró que la medida no responde a "un caso altamente sospechoso" de influenza porcina. Según el protocolo de atención, deberá permanecer aislada en su casa de siete a diez días. Salud descartó otros dos casos más.

A la espera de más casos, algo altamente probable debido a los frágiles controles en la frontera terrestre, tal y como asevera el infectólogo Eduardo Suárez Castaneda, los hospitales readecuan sus instalaciones para dejar espacios aislados donde poder atender un incremento de casos gripales.

Margarita de Fuente, directora del San Rafael, expresó que el área donde funcionará el hospital de día será destinado para atender estos casos. Ahí tienen seis camas y, de ser necesario, se habilitarían más en otros servicios.

En México, el epicentro del brote epidémico, las cifras cambian cada ahora. A última hora de la noche, son 159 fallecidos, 26 de ellos confirmados por el virus de la gripe porcina. En Estados Unidos también se activaban las alertas.

La vigilancia de las fronteras terrestres fue uno de los temas de la reunión de ministros. En una visita a varias de ellas se observó el trabajo que desempeña los agentes migratorios y de aduanas si bien algunos carecen de insumos básicos como guantes y mascarillas. Era el caso de los profesionales que estaban en El Amatillo, donde después de varios días en alerta trabajan sin protección.

En el Aeropuerto Internacional de El Salvador se vigila de cerca a los pasajeros procedentes de México. Más de una veintena de médicos toma pruebas para medir la temperatura a los recién llegados. Para hoy estará listo un aparato para detectar cualquier persona con fiebre.

Algunos centros educativos, por iniciativa propia, han incluido las temáticas de higiene en las clases mientras los docentes insisten en el uso del pañuelo para reducir el riesgo de contagios. Los colegios católicos también se van a reunir para tomar medidas con vistas a proteger a los niños.