Más de 100 hectáreas del área natural La Joya han sido embargadas

» Comanejadora del sitio cree que estas tierras pasarán al Ambiente sin sanar el problema legal

Un guardabosque camina por uno de los linderos de la reserva natural.FOTO EDH / ARCHIVO

Unas 102 hectáreas de las casi 1056 de extensión del Área Natural Protegida (ANP) La Joya, en San Vicente, han sido embargadas por diferentes firmas bancarias y cajas de crédito del país.

Estos terrenos fueron recuperados por estas empresas, luego de que los dueños las dieron en calidad de garantía de préstamos y al final no pudieron pagar. Ahora, el Instituto Salvadoreño de Transformación Agraria (ISTA) se enfrenta a un problema, y es que estas tierras forman parte de un todo que debe trasladar al Ministerio de Medio Ambiente para que éste oficialice su declaratoria de ANP.

Argueta Cerna, gerente de Desarrollo Rural del ISTA, confirmó que será la unidad jurídica de esta institución la que intervendrá a fin de que estas tierras sean transferidas a Medio Ambiente.

Cerna explica que esta situación surgió cuando dichas tierras fueron desmembradas, vendidas y traspasadas por la familia Romero Bosque a otros antes de que le expropiaran la mayor parte de la hacienda La Joya durante la Reforma Agraria, según consta en los folios 472 al 474 del Registro de la Propiedad de San Vicente de 1986.

El documento establece que de las 1,670 hectáreas originales de La Joya, más de 32 fueron traspasadas a María Panameño de Vaquerano y Guillermo Antonio Vaquerano. Según Cerna, esta propiedad está embargada por el banco Promérica.

Otras 70 hectáreas comprometidas por distintos dueños, también están en proceso de recuperación por parte de otros bancos como el HSBC y el de Fomento Agropecuario.

Actualmente el ISTA está midiendo nuevamente el área para determinar la extensión exacta que será transferida al Ambiente, ya que las desmembraciones que se hicieron en La Joya han modificado los linderos.

El ISTA medirá propiedades de La Joya como de otros programas que tiene la institución en la zona. "Hoy, con el proyecto que llevamos de medición nos permitirá saber cuánta es el área que vamos a transferir a Medio Ambiente y lo que le expropiamos al señor Pío Romero Bosque", dijo Argueta. Añadió que en su momento, el ISTA expropió a la referida familia, 974 hectáreas del terreno de La Joya.

Argueta destaca otro dato. "Viene Romero Bosque, vende las porciones... ésta (muestra en un mapa) y vende otras... esto ya era parte de la expropiación".

Toda esta repartición plantea la necesidad de medir el área nuevamente, pero ahora con el añadido de que más de 100 hectáreas presentan un lío legal.

Consultado al respecto, el titular de Medio Ambiente, Carlos Guerrero, dijo desconocer dicha situación. Por el lado de las firmas bancarias involucradas, ninguna ofreció declaraciones, pese a que las copias de las resoluciones judiciales en su favor han sido colocadas en cercos y árboles de los lotes afectados.

Gabriel Cortez, presidente de la Red Gestora de ANP, asegura que las tierras embargadas por los bancos están dentro de los límites de la reserva natural a declarar. El problema, según él, es que el ISTA les ha notificado que les va a transferir el área completa sin resolver antes los problemas financieros con los bancos y sin definir con exactitud los linderos.

El registro más antiguo da cuenta de 954 hectáreas, mientras el más reciente hecho por el ISTA, cuantifica 1,000.

Según Cortez, existe otro problema, y es que una de las porciones del área delimitada originalmente de La Joya y que está actualmente en poder de una cooperativa, ya no podrá ser expropiada, por lo que Medio Ambiente les ha prometido otros terrenos que no necesariamente están dentro del área protegida.

La Joya se divide en cuatro grandes extensiones de tierra. En dos porciones de éstas, ubicadas al norte del ANP, hay asentamientos humanos.

Zulma de Mendoza, directora de Patrimonio Natural del Ambiente, está consciente que estos terrenos serán difíciles de recuperar. "Está afectada el área, lo que queremos es negociar con el ISTA, porque hay otros espacios que todavía son bosques originales, tal vez negociando con las comunidades y con el ISTA podríamos tener la asignación de esas otras porciones de bosque", dice.

Ambiente planea intercambiar 600 hectáreas de esas dos porciones colindantes con La Joya. Ni Cortez, ni los cinco guardabosque de este sitio, están de acuerdo. En el sector ocupado por algunas comunidades se encuentran los nacimientos de agua, justo en el cruce de la barranca del Sisimico y el río Acahuapa, considerados por Concultura como el área paleontológica más rica del país. Por estas razones se incluyó La Joya en las reservas protegidas del país.

Según Cortez, en este lugar se encuentra además la mayor parte de especies acuáticas, reptiles y aves silvestres de la zona.

Según de Mendoza, no hay que buscar culpables ni conflictos en el saneamiento jurídico de las tierras. "Tenemos que admitir una realidad, que han pasado muchos años después de la reforma (agraria), hemos vivido un conflicto social, esas tierras estaban olvidadas, no sólo por el Ministerio del Ambiente, sino por todo el mundo", apuntó.