Se extiende el programa social

Red Solidaria incorpora otros 30 municipios

» Con la entrega de los bonos ayer en San Fernando, en Morazán, inicia otra etapa del proyecto

Pobladores caminan por una calle de Sensembra, Morazán, donde otras familias recibirán hoy bonos.FOTO EDH / SONIA BERNAL

En el marco del programa social Red Solidaria, 278 familias en condiciones de pobreza extrema alta de San Fernando, departamento de Morazán, recibieron ayer de manos del Presidente Elías Antonio Saca, bonos para la educación y la salud.

De los 30 municipios que comenzaron a ser censados a principios del presente año, éste es el primero al que se le entrega la ayuda del programa. Además de recibir más de $9 mil en bonos, la población de San Fernando se beneficiará de los proyectos de infraesctructura de agua potable y saneamiento, cuya inversión asciende a más de $207 mil.

Según el mapa de pobreza del país, la tasa de pobreza en San Fernando es de 38.1 y el 68.3 por ciento de sus habitantes carece de servicios de energía eléctrica.

La entrega de los bonos a los beneficiarios de San Fernando supone el comienzo de una nueva fase de Red Solidaria.

"Con la incorporación al programa de San Fernando se abre la nueva etapa de incorporar al programa los 30 nuevos municipios para completar 77 a final de año", dijo Cecilia Gallardo, comisionada del Área Social del gobierno.

En el diseño inicial de Red Solidaria, realizado en 2005, se estableció llegar a una cobertura de 100 municipios en 2010, con una planificación que contemplaba cubrir 20 en 2008, 15 en 2009 y el resto en 2010, Gallardo explica que debido a la crisis del incremento al precio de los alimentos, la estrategia se modificó no para aumentar el bono, sino ampliar el número de beneficiarios, adelantando el cronograma un año. "En 2009 estaremos llegando ya a 100 municipios de extrema pobreza severa y alta", confirmó.

De los 30 municipios del país seleccionados a comienzos de año en función de sus indicadores de pobreza y acceso a servicios, doce ya están censados y listo para seguir el proceso.

Una vez realizado el censo, se informa a las familias con hijos menores de 18 años o a las madres embarazadas que califican para el programa en qué consiste el programa.

El paso siguiente es hacer el contrato de corresponsabilidad en el que la familia se compromete a llevar a los hijos a la escuela y el Estado a entregar los bonos y dar la capacitación.

Gallardo explicó que hay un proceso de unos dos meses de inducción al programa desde que se censan los municipios hasta que se empiezan a entregar los bonos. Esta etapa ya se ha cumplido en estos nuevas comunidades seleccionadas.

Alcance y Financiación

hasta ahora, 49,000 familias de 47 municipios pobres del país se están beneficiando del programa, mismo que espera ayudar a 50,000 más en los 30 municipios que ahora se suman.

Indirectamente se beneficia a más familias. "No cuentan sólo las familias que reciben el bono, ya que es un desarrollo municipal", dijo Gallardo.

Los bonos de salud y educación representan el Eje 1 del programa, Red Solidaria a la Familias. Este componente está financiado en su totalidad por el Estado, a través del presupuesto general de la nación.

El Eje 2, Red de Servicios Básicos, relativo a infraestructura básica (acceso a agua, proyectos de electrificación rural, mejora de caminos, escuelas y unidades de salud), es el que más fondos acapara, pero la inversión es compartida por El Salvador y la cooperación extranjera.

Actualmente, la Unión Europea y los gobiernos de España y Luxemburgo aportan el 60 por ciento, aproximadamente.

Red de Sostenibilidad a las Familias es el Eje 3 de red Solidaria y consiste en capacitar a las madres de las familias en proyectos productivos en el hogar, de manera que puedan emprender con éxito pequeños negocios.

"Hemos dado más de 6,000 microcréditos y continuamos apoyando toda la parte de pequeñas empresas y microempresas para la parte productiva y la sostenibilidad de ingresos", dice Gallardo.

Hasta la fecha los datos generales sobre la inversión hecha a través de Red Solidaria ha sido de $10.7 millones a las familias (Eje 1), mientras que el componente de infraestructura social básica, hasta diciembre de 2007, fue de $33,7 millones.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.