Agosto 2011 uno de los más violentos

Los últimos días de agosto se registró un promedio de 16 homicidios por día. Cifras de la PNC detallan que entre el sábado y el martes hubo 66 muertos

Nelson Arnulfo Coreas Cruz, de 24 años y motorista de una mototaxi, fue asesinado en la lotificación Angélica, ubicada en el cantón El Mojón, en San Martín.FOTO EDH / mauricio cáceres

Aun cuando las autoridades de Seguridad Pública no quieran reconocer que los homicidios han tenido un incremento considerable, las cifras de la Policía registran las muertes violentas de 66 personas desde el sábado hasta el martes pasado, lo que refleja un promedio de 16 asesinatos por día, sólo en ese periodo.

El informe consolidado de la Policía detalla que el sábado 27 de agosto hubo 10 homicidios (otra fuente policial informó que 16), un día después 22 personas fueron asesinadas, mientras que el lunes 28 se registraron 18 homicidios y 16 más se reportaron el martes 30.

Además, los mismos registros de la Policía señalan que en los 30 días de agosto se registraron 377 muertes derivadas de la violencia criminal, lo cual sitúa a agosto en uno de los meses más violentos de este año.

La mayoría de los asesinatos se registraron en Santa Ana, Sonsonate, San Salvador, La Libertad y San Vicente, entre otros. Sin embargo, Sonsonate sobresale como el departamento más violento en los últimos cuatro meses.

En el periodo de enero hasta julio se cometieron 307 asesinatos en ese departamento, lo que comparado con los siete meses de 2010 se puede observar que hubo un incremento en el orden del 23 por ciento, lo que equivale a 57 víctimas más que el año pasado en el que se registraron 248 muertes violentas.

Otro de los factores que ha incidido en el aumento de las muertes violentas en Sonsonate es que siete asesinatos múltiples (masacres), de las 19 que la Policía registró hasta julio pasado, se cometieron en el referido departamento.

El informe de la Policía detalla que los municipios más peligrosos por los altos índices de violencia delincuencial sobresalen: Santa Ana, Sonsonate, Nahulingo, San Salvador, San Juan Opico, Soyapango, Apopa, Colón, Mejicanos, Ciudad Delgado, Rosario de Mora, Panchimalco, San Miguel y Acajutla, entre otros.

Transcurridos ocho meses del año, mayo repunta con 383 homicidios, seguido de marzo con 377 asesinatos, luego agosto también con 377 (sin contar los asesinatos del 31 de agosto); enseguida julio en el que hubo 366 homicidios, enero con 359, junio con 343; abril registró 340 muertes y febrero que cerró con 312 asesinatos. Este último mes sólo tiene 28 días.

El estudio policial destaca que durante este año han continuado los homicidios con características especiales como decapitados, atados de pies y manos, embolsados, envueltos en sábanas y muertes consideradas como ejecuciones múltiples.

Transportistas y estudiantes

Además el informe destaca que los sectores estudiantil y del transporte público son de los más golpeados por la ola de criminalidad que ha alcanzado niveles incontrolables.

Las autoridades de Seguridad Pública registran 106 asesinatos de personas vinculadas al transporte de pasajeros desde enero hasta julio de este año. Entre las víctimas figuran buseros, microbuseros, empresarios, taxistas, mototaxistas, picacheros, y usuarios.

Agrega el informe que ocho de las víctimas que estaban empleadas en el transporte público eran miembros de pandillas. Seis de las cuales pertenecían a la mara Salvatrucha (MS) y dos a la mara 18. Estos pandilleros fueron asesinados "por limpias al interior de las pandillas" y otros por rencillas entre las maras, según los análisis de la Policía.

En el rubro de los estudiantes asesinados, el informe de Seguridad apunta a que los atentados contra el sector estudiantil y las amenazas al personal docente siguen con índices altos.

Las cifras policiales registran que 90 alumnos de distintos niveles educativos y cuatro profesores fueron asesinados en los siete meses de este año. Sin embargo, la cifra anterior ya fue superada el pasado mes de agosto y sobrepasan los 110 escolares asesinados.

Muchas de esas víctimas tenían varios días de haber desaparecido, y sus cadáveres aparecieron con señales de saña y barbarie.

Los análisis de la Policía con respecto a los asesinatos de jóvenes estudiantes señalan que algunas de las víctimas se negaron a integrarse a cualquiera de las pandillas o a colaborar con las maras.

Además el informe señala que los municipios con el mayor número de asesinatos de alumnos sobresalen Sonsonate, Nahuilingo, Izalco, Santa Ana, Chalchuapa, Ilopango, San Juan Opico y Oratorio de Concepción.

Fuentes policiales aseguraron que durante el encuentro del gabinete de Seguridad y el gremio de empresarios, los responsables de Seguridad volvieron a señalar que los medios de comunicación se encargan de "manipular" las cifras de homicidios.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.