resumen noticias
Además en

PNC y Ejército impulsan acciones emergentes

Repunte de asesinatos en Sonsonate

» Las cifras de la Policía reflejan que entre el 1 de enero y el 8 de junio se registran 31 asesinatos más con respecto a 2010

David Marroquín Jueves, 9 de Junio de 2011

Un rebrote de la violencia se ha dejado sentir en las últimas semanas en el departamento de Sonsonate al grado que ha vuelto a los primeros lugares en el listado de las zonas más violentas del país.

Ayer, la escalada de criminalidad siguió con los asesinatos de un pasajero de un microbús en Armenia y el hallazgo de un cadáver en la carretera hacia Sonsonate, en la entrada hacia Caluco. Un día antes, las autoridades policiales habían registrado las muertes violentas de ocho personas en menos de 24 horas.

El incremento de los homicidios en Sonsonate, al igual como vivieron los sonsonatecos entre los años 2004 y 2006, ha sido motivo de discusión en el gabinete de Seguridad que ha comenzado algunas medidas de urgencia para frenar el embate criminal que se vive en ese departamento.

Los municipios de Acajutla, Izalco, Nahuizalco, Armenia, Nahuilingo y Sonsonate han sido escenarios de dantescas escenas con el hallazgo de cadáveres y se han registrado al menos seis matanzas; entre triples y cuádruples asesinatos. La última masacre se produjo en el cantón Tres Ceibas de Armenia, donde cuatro miembros de una familia fueron acribillados a balazos.

Las cifras de la Policía detallan que entre el 1 de enero y el 8 de junio se habían registrado 234 asesinatos, una cifra superior al año pasado en el mismo periodo en el que se registraban 203 muertes violentas.

Eso significa que hay un aumento del 13 por ciento con relación al año pasado. El mismo informe policial detalla que en los ocho primeros días de junio se habían cometido 16 asesinatos, cinco más que el año pasado.

Ante el aumento de la violencia en Sonsonate, el subdirector de Seguridad Pública de la Policía, Hugo Ramírez Mejía, respondió que durante los años anteriores se pudieron reducir los homicidios en la zona céntrica sonsonateca, pero se tenía alguna incidencia en la periferia.

"En los últimos tiempos ha resurgido no sólo en la ciudad sino también en los alrededores, la delincuencia se ha movido y de esa manera se tiene que mover el dispositivo que la Policía puede disponer ahí en conjunto con la Fuerza Armada", dijo Ramírez.

Explicó que entre las medidas más inmediatas que se han impulsado en el departamento está el fortalecimiento de la unidad de investigaciones departamental y el refuerzo de agentes de la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO) que patrullan los sectores con mayores índices de criminalidad.

Reconoció que a pesar de los esfuerzos que se hacen en conjunto con la Fuerza Armada, del interés que se le ha puesto al problema y de los refuerzos policiales que se han enviado "se está teniendo una situación bastante difícil".

A su criterio, uno de los factores que ha influido en el aumento de la violencia en Sonsonate es el desplazamiento de pandilleros hacia la región occidental debido a la aplicación de la ley antipandillas en las zonas asediadas por esos grupos criminales.

Otras zonas violentas

Ramírez Mejía sostuvo que el fenómeno del alza de la criminalidad en Sonsonate no es aislado sino que también ha afectado a otras zonas del país que tradicionalmente no tenían problemas de violencia.

"Cuando hacemos presión en el área metropolitana de San Salvador, por ejemplo cuando se aplica la ley antipandillas en la zona de Apopa, sabemos que muchos pandilleros de ahí que no son capturados, se desplazan hacia otros lugares", analizó Ramírez Mejía.

Agregó que los departamentos de Morazán, San Vicente, La Unión, Cabañas y los sectores norte y sur del departamento de San Salvador también registran incrementos.

Los datos de la Policía detallan que Morazán registra 28 asesinatos para este año, cuando el año pasado registraba 14 muertes violentas. En los departamentos de San Vicente se han cometido 38 asesinatos este año y en 2010 llevaba 27; mientras que La Unión aparece con 71 homicidios, es decir, 12 más que en 2010.

Además, en las zonas norte y sur del departamento de San Salvador se han cometido 258 asesinatos este año; mientras que el año pasado fueron registradas 193 personas asesinadas. Otras regiones en las que se registran incrementos son Santa Tecla con 32 homicidios; Mejicanos con 59; Santa Ana con 193, Soyapango con 162 y el sur de La Libertad con 43.

San Salvador, que tuvo cifras elevadas, ahora presenta una baja, según la PNC. El alcalde de San Salvador, Norman Quijano, aseguró ayer que el ordenamiento del centro capitalino ha contribuido a reducir la criminalidad en 29 % y específicamente homicidios.