Alimentación por día de un reo cuesta $2.60

Presos con mejor dieta que pacientes en los hospitales

» Mientras los presos tienen una alimentación limpia, balanceada y oportuna, los pacientes en la red hospitalaria hasta pasan días sin recibir comida

La preparación de los alimentos de los reos es similar o más compleja a la de los hospitales o, en su defecto, a la de los hoteles.FOTO EDH / lissette lemus

Como un premio a la actividad delictiva en el país, los más de 25 mil presos del sistema penitenciario salvadoreños tienen asegurado los tres tiempos de comida con un menú fresco y variado, que les garantiza las calorías requeridas.

Mientras al otro extremo, unos 500 pacientes del hospital Rosales, el principal centro asistencial del país, han tenido que enfrentar escasez de alimentos básicos en su dieta alimenticia. Este fenómeno sucedió en los primeros 15 días de marzo 2011 por un desabastecimiento en sus bodegas.

La jefa del departamento Alimentos y Nutrición del Rosales, Lorena Beatriz Márquez de Osorio, reconoció la escasez de alimentos que hubo en la institución, pero negó que los pacientes se hayan quedado sin su alimentación (ver nota en siguiente página).

Márquez manifestó que ante la escasez hicieron uso de las reservas que tiene para esta situación. En el caso de los reos, éstos inconvenientes no suceden porque desde hace 11 años la Dirección de Centros Penales contrató a Aliprac, empresa especializada en preparar y servir alimentos.

El costo de alimentación por reo es de $2.60 al día, 65 mil dólares en total, un millón 950 dólares por mes, 23 millones 400 mil dólares por año. A cambio de esta millonaria suma, Aliprac garantiza una balanceada y oportuna alimentación. "Elaboramos menús con las kilocalorías apropiadas para que puedan tener una vida saludable", afirmó el gerente de Aliprac, Guillermo Domínguez.

En el hospital Rosales, unas 25 personas trabajan de 6:00 de la mañana a 8:00 de la noche, en turnos diferentes, 365 días en la preparación de un menú que en teoría contribuya a la recuperación del paciente. El departamento alista al día 2 mil 200 platos de comida que en promedio cuestan $2.20, suma que asciende a los $3.20 con las dietas especiales. El presupuesto anual del Rosales es de 620 mil dólares.

Según Márquez las dietas especiales son para pacientes diabéticos, hipertensos, recién salidos de cirugía y otros que están en preparación para una operación. A este rubro se suman otras dietas que no se brindan vía oral, sino a través de tubos u otras maneras en caso de pacientes en estado inconsciente.

Todo este grupo representan el 65 por ciento de la alimentación que el hospital brinda a sus pacientes, lo que incrementa el presupuesto anual. El menú especial del Rosales incluye dieta blanda, licuada y purés; además las dietas corrientes constan de 52 platos diferentes de comida al año y que por semana se modifican de acuerdo con los diagnósticos y recomendaciones de los médicos para cada paciente.

Según el gerente de Aliprac, para suplir de forma oportuna la alimentación de los reos en los 19 centros penitenciarios del país y en el intermedio de Ilobasco, Cabañas cuentan con tres plantas de producción; en San Bartolo, Ilopango para la zona central y paracentral del país, en San Miguel para el oriente y en Lourdes, Colón, para la zona occidental.

Esta alimentación debe satisfacer las calorías que la población penitenciaria demanda. Un interno joven necesita 2,400 kilos calorías por día mientras un reo adulto unas 2,000.

En los hospitales el equipo de nutricionistas buscan ofrecer a los pacientes unas 2000 calorías a los pacientes normales.

La población económicamente activa del país requiere en promedio 3,500 calorías por día. El costo diario de alimentación por reo intermedio (18 años) es de $3.60 y para la totalidad del sistema penitenciario $2.60 diarios.

Los menús son preparados por un grupo de nutricionistas, los cuales son aprobados por el cliente, en este caso por Centros Penales. El menú ofrecido es cíclico cada cinco semanas, es decir hay 35 tipos diferentes de comidas, lo que significa que los internos no se repitan comidas en 35 días.

Por ejemplo, un día en el desayuno se sirve frijoles con huevos, el siguiente día frijoles con plátanos y así sucesivamente. Los frijoles no falta en las comidas, al igual que el arroz en los almuerzos, explicó Domínguez. Mientras en almuerzos se sirve un día pollo en salsa, otro día, una porción de carnes, un tercero día, carnes con vegetales y en un cuarto; pastas hasta completar 35 días. En todos los almuerzos los platos son acompañados de dos tortillas, refresco y por las mañanas y tardes, café. Anteriormente el menú incluía frutas pero fueron suspendidas porque las utilizaban para fermentarlas y hacer bebidas embriagantes.

Para evitar atrasos, el personal de Aliprac trabaja 24 horas; el proceso comienza con la preparación del desayuno cerca de las 11:00 de la noche, para estar en los penales con media o una hora de anticipación. Luego, a las 5:00 de la mañana, comienza la preparación del almuerzo y entre 9:00 y 10:00 de la mañana inicia la preparación de la cena.

Los alimentos son servidos a temperatura normal, como recién cocinados, ya que los contenedores de traslado solo pierden un grado de temperatura por hora.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.