Asesinan a un militar salvadoreño en el centro de Chinandega

» Un hermano de Reynerio de Jesús Flores Lazo y un hondureño, que acompañaban al Mayor, resultaron ilesos

Policías nicaragüenses revisan la camioneta en la que viajaba el militar salvadoreño asesinado ayer en Nicaragua. Los sicarios atacaron desde una motocicleta. Cortesía El Nuevo Diario Nicaragua

El Mayor del Ejército salvadoreño, en situación de retiro, Salvador Augusto Guzmán Parada, de 54 años, fue asesinado ayer a las 9:20 de la mañana en el centro de la ciudad de Chinandega, departamento nicaragüense del mismo nombre.

El crimen fue cometido por dos hombres que viajaban en una motocicleta con los rostros cubiertos con cascos, según informó la Nueva Radio Ya, citando fuentes policiales nicaragüenses.

Según la policía, Guzmán Parada iba acompañado de Héctor Armando Flores Lazo, y el hondureño Víctor Salomón González Umanzor. Ambos resultaron ilesos. La camioneta era conducida por el hondureño González Umanzor, como copiloto iba Flores Lazo, en tanto que Guzmán Parada iba en el asiento de atrás.

Flores Lazo es hermano de Reynerio de Jesús Flores Lazo, quien actualmente se encuentra procesado por cargos de narcotráfico en el Juzgado Séptimo de Instrucción de San Salvador.

En 2008, la policía antinarcóticos de Nicaragua decomisó varios cabezales y furgones, así como camiones cisternas propiedad de Reynerio por su presunta vinculación al tráfico de varias toneladas de cocaína hacia Estados Unidos.

El cónsul de El Salvador en Chinandega, José Humberto Méndez, corroboró la identidad de la víctima y además aseguró que los dos sobrevivientes al ataque estaban retenidos en la Policía de Chinandega, donde eran interrogados.

El hecho ocurrió en el desvío que de Chinandega conduce a la frontera nicaragüense-hondureña de El Guasaule, lugar en el que los motociclistas ya estaban esperando el paso de la camioneta Toyota Prado, color verde placas salvadoreñas P-590-071, que según fuentes policiales locales está registrada a nombre de la compañera de vida de Héctor Armando Flores Lazo.

Un hecho que es analizado por la policía nicaragüense, según comentó Róger Olivas, corresponsal de El Nuevo Diario, en Chinandega, es que los asesinos se dirigieron directamente a Guzmán Parada asestándole cuatro disparos. Ningún disparo alcanzó a los otros dos hombres.

De acuerdo con la información difundida por Radio Ya, la víctima no murió de inmediato por lo que fue trasladado al Hospital España, de Chinandega. Murió cuando era intervenido quirúrgicamente.

Según con Olivas, la policía de Chinandega ha dicho que investigará si Guzmán Parada tenía nexos comerciales en ese país, como lo han dicho los dos sobrevivientes. Ayer policías antinarcóticos de Managua habían llegado a Chinandega para participar en la investigación.

Aparentemente, Flores Lazo y Guzmán Parada habían ido a Nicaragua a cerrar una compra de aceite para vehículos. Ingresaron a ese país el pasado jueves, según el registro migratorio.

De acuerdo con fuentes policiales Guzmán Parada era un militar en situación de retiro que alcanzó el grado de Mayor y tenía una vasta experiencia militar. En 1985 fue nombrado comandante del Batallón de Infantería Antiterrorista Libertadores, de la extinta Policía de Hacienda.

Ayer por la tarde, la Policía de Chinandega dijo haber capturado a un nicaragüense sospechoso del crimen.