resumen noticias
Además en

Condenan a abuelo de Katya Miranda a 13 años de prisión por su secuestro

» Otros cinco imputados fueron condenados a ocho años y diez meses de prisión por ser cómplices necesarios

Jaime García Miércoles, 16 de Marzo de 2011

El Juzgado de Sentencia de Zacatecoluca, La Paz, condenó al abuelo de la niña Katya Natalia Miranda, de 9 años de edad, por ser el autor intelectual de su secuestro.

Miranda fue condenado a la pena de 13 años con cuatro meses de prisión por el secuestro agravado imperfecto (no consumado).

El tribunal tomó como agravantes contra Miranda el parentesco que tenía con la niña y que ella no pudo defenderse del ataque.

Los otros condenados como cómplices necesarios a ocho años y diez meses de prisión son: Luis Alonso López, Juan Francisco Rosales, Alejandro Cañénguez, Santos Ricardo Soriano y Nicolás Martínez Roque.

El tribunal dejó abierta el pago por responsabilidad civil de los imputados a los familiares de la víctima por considerar que hubo negligencia en la investigación por parte de la Fiscalía.

A Miranda se le condenó a pagar $100 mil dólares a la madre de la víctima, Hilda Jiménez.

Asimismo, los demás imputados fueron condenados a pagar $20 mil dólares a Hilda Jiménez.

Fundamento de la sentencia

En sus razonamientos el tribunal avaló lo dicho por el testigo clave "Camila", quien afirmó recibió dinero de un doctor para perpetrar el secuestro de la niña.

Para los juzgadores el testigo no tuvo contradicciones en sus declaraciones.

"Camila" fue beneficiado por la Fiscalía para que delatara a los demás partícipes en el secuestro, violación y homicidio de la niña.

Además el tribunal valoró que fue el abuelo de la niña, Carlos Miranda, el que la sacó de la tienda de campaña "en estado de inercia".

El testimonio de "Camila" fue ratificado con otras pruebas, según el tribunal.

La razón del plagio de Katya fue la disputa de un terreno que mantenía Carlos Miranda con Doroteo Maradiaga, concluyó en sus razonamientos el tribunal.

La niña Katya Natalia Miranda fue violada y asesinada el 4 de abril de 1999, en la Playa Los Blancos, en el departamento de La Paz.

La menor había llegado con sus parientes a un rancho.

La madre de la niña la dejó bajo el cuidado de su padre y se retiró a San Salvador.

La menor fue encontrada muerta en la playa en horas de la madrugada.

Las autoridades informaron que la niña fue sacada de la tienda de campaña en la que dormía junto a su hermana menor.

La tesis fiscal es que la menor fue violada y asesinada en la zona.

Por el mismo caso fue procesado su padre, su abuelo y otros sospechosos, pero todos fueron absueltos de cargos.

La madre y una hermana de Katya han emigrado al extranjero, tras denunciar que su vida corre peligro.