Norman Quijano: "No hubo visión de país para el proyecto"

Sencillo. Desde el inicio de su construcción, el bulevar Diego de Holguín no fue visto como un "proyecto con visión de nación" y de beneficio para todos los salvadoreños; de ahí todos los tropiezos que tuvo con la administración de la ex alcaldesa capitalina, Violeta Menjívar, quien negó permisos de derecho de vía y hasta mandó a cercar en septiembre de 2006 una área aledaña a la Avenida Jerusalén, donde ahora ya no se construirá el cuarto giro u oreja.

Esa es la apreciación del actual alcalde de San Salvador, Norman Quijano, quien sostiene que el proyecto debió ser apoyado desde un principio, anteponiendo intereses políticos y partidistas, para darle a los salvadoreños una alternativa ante el colapso de vías como la Panamericana, que atraviesa Santa Tecla, y la calle Chiltiupán en Ciudad Merliot, ambas saturadas en las horas pico y donde el bulevar Diego de Holguín se convierte en la única solución... por ahora.

"Con la Jerusalén, lo que sucedió fue que la Alcaldía no donó y se opuso al proyecto. Ella (Violeta Menjívar) se opuso a un proyecto de país" recuerda el alcalde Quijano.

Fue algo que "quedó vedado y se tuvo que hacer un nuevo trazo, lo que retraso el proyecto", afirmó el edil.

Esa negativa habría provocado que el proyecto se estancara. Para tratar de revivirlo, se modificó el diseño del trazo del bulevar que colinda con la Finca El Espino, y se movió afectando terrenos de la Escuela Militar, institución que tuvo que pagar la mayor parte, donando parte de sus terrenos para la megainfraestructura automovilística.

Alcaldía dona terrenos

Como muestra de apoyar el proyecto, el alcalde capitalino afirmó que en septiembre pasado la comuna de San Salvador donó los terrenos afectados por la construcción del nuevo bulevar. "El donativo lo hicimos efectivo el 21 de septiembre mediante un decreto municipal donde se dona las parcelas que tienen un monto, según precios de mercado, de 232 mil 875 dólares", afirmó el alcalde capitalino.

Según el edil, ese acuerdo del Concejo Municipal fue notificado al Ministerio de Obras Públicas para que pueda hacer uso, además, de zonas verdes ubicadas en la intersección con el bulevar Los Próceres, en las cercanías de Casa Presidencial.

Durante la administración de Violeta Menjívar, esos derechos fueron negados y, en cambio, pretendían negociarlos a cambio de los permisos para la conocida "Plaza de Salud".

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.