resumen noticias
Además en

En Rosario de Mora

Matan a joven cuando iba a estudiar

» Cuatro sujetos lo atacaron en una parada de buses. Era un destacado estudiante

El Diario de Hoy Martes, 5 de Octubre de 2010

Cuatro sujetos arrebataron ayer la vida de un estudiante de bachillerato que su mayor inspiración era cursar una carrera universitaria y así ayudar a sus padres.

Eran aproximadamente las 6:00 de la mañana cuando Alfredo Ortiz Ramos, de 18 años, se encontraba esperando el autobús en el cantón Amate Blanco, en Rosario de Mora, que lo llevaría al Instituto Nacional de los Planes de Renderos, cuando los hampones llegaron directamente y tras insultarlo le dijeron "te vas a morir".

Al menos tres personas fueron testigos cuando las seis balas le robaron la vida al estudiante de tercer año de bachillerato, de opción Contaduría.

Sus testimonios dieron algunas ideas sobre el móvil del asesinato: se presume que los mareros de la zona, de la pandilla 18, lo mataron porque los fines de semana viajaba hacia el cantón Las Crucitas, en Panchimalco, donde predomina la mara contraria.

Vecinos comentaron que Alfredo tenía poco tiempo de vivir en el cantón Agua Zarca, con su hermano, porque era más corta la distancia hacia el instituto.

Otro de sus hermanos, del que se omite el nombre por la inseguridad, dijo que Alfredo tenía tres meses de llevar un curso de computación en el Insaforp, los fines de semana.

"Teníamos planes con él, que lastimosamente ya no se van a cumplir: íbamos a ayudarle a que siguiera estudiando en la universidad. Él estaba ansioso por poder superarse y ayudar a mis papás", dijo el hermano con la voz entrecortada.

Aunque no vivían juntos, este hermano dijo que siempre aconsejó a Alfredo para que no tuviera malas amistades y que si alguna vez necesitaba algo que lo pidiera en lugar de obtenerlo ilegalmente.

Dijo que la víctima siempre le aseguró que no andaba en nada malo, pues su objetivo era estudiar y luego apoyarlos a ellos económicamente, sobre todo porque no quería decepcionar a un tercer hermano, que reside en Estados Unidos y que con esfuerzo le costeaba sus estudios.

La última vez que lo vio con vida fue el sábado, cuando por un momento se encontraron y le comentó que no iría a su casa porque asistiría al cumpleaños de uno de sus sobrinos.

Por otra parte, un hombre de 40 años murió apuñalado ayer a las 7:00 de la mañana en su casa, en la colonia San Juan, en San Jacinto. La Policía lo identificó como Maudiel Antonio Peña Vásquez.

También el cadáver de un hombre no identificado fue encontrado envuelto en sábanas sobre el kilómetro 17 de la carretera Troncal del Norte, frente a una fábrica.

Por la tarde, un hombre fue apuñalado en la colonia Montreal, en el punto de buses de la ruta 2-C y no fue identificado.