Juez ordena captura contra subdirector ISSS por acoso

» El acusado, Milton Escobar, no llegó al tribunal y dijo estar "enfermo"

representantes de Las Dignas llegaron ayer al Juzgado de Paz de Apopa para externar su apoyo a la doctora que denunció al subdirector de Salud del Seguro Social, Milton Giovanni Escobar Aguilar. Ellas manifestaron que las mujeres deben hacer valer sus derechos y que los hombres deben respetarlos. FOTO EDH / Douglas urquilla

"El que a hierro mata a hierro muere" fue uno de los mensajes de texto que sirvió de prueba contra el subdirector de Salud del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), Milton Giovanni Escobar Aguilar, quien fue procesado ayer por acoso sexual y otros tres cargos más.

El Juzgado de Paz de Apopa ordenó la captura del funcionario, luego de que se desarrollara la audiencia inicial. La orden, sin embargo, no se había ejecutado a las 7:00 de la noche, según uno de los abogados acusadores.

La denunciante es una doctora de la Unidad Médica de ese municipio, pero podría haber más víctimas, según la acusación.

La Fiscalía explicó que la orden emitida se fundamenta en los testimonios de la acusación y en una serie de mensajes de texto que el imputado envió a la doctora por teléfono.

"Se trae la prueba pericial, que es la prueba de los médicos forenses, trae la prueba testimonial, trae la prueba documental de los teléfonos del señor (el acusado), donde tiene marcados (el número telefónico de la víctima) a quien le mandaba varios mensajitos", manifestó Berlín Gerson Cáceres Hernández, uno de los abogados querellantes.

La afectada narró ante las autoridades que el presunto acoso inició el 9 de agosto de 2007, pero que denunció el hecho hasta el 1 de enero de 2010.

La Fiscalía expuso que el funcionario procesado, que en ese lapso laboraba en Apopa, entraba al despacho de la doctora y empezaba a tocarla sin su consentimiento, la intentaba besar a la fuerza y le decía palabras obscenas.

"Me hacía alusiones a mi cuerpo, a mis pechos. Además de eso, me decía que cuando mantuviera relaciones con mi esposo pensara que lo estaba haciendo con él. En varias ocasiones me llamó para decirme que le avisara cuando me quedaba sola en mi oficina, para él llegar y poder estar conmigo", afirmó la denunciante.

Según la afectada, la actitud de Escobar Aguilar se mantuvo aun cuando fue trasladado a la Unidad Médica del Seguro Social de Quezaltepeque y, posteriormente, promovido a subdirector de Salud del Seguro Social.

El abogado de la ofendida dijo que "el acusado acaba de ingresar al Hospital General de ISSS diciendo que está gravemente enfermo".

Por su parte, el defensor del subdirector del ISSS, Tomás Flores Sosa, argumentó que la orden de captura no fue girada porque haya suficientes pruebas contra su cliente, sino porque él no se presentó a la audiencia inicial.

Agregó que "esto fue una venganza" de la médica porque en 2008 el acusado era subalterno de ella en la unidad médica de Apopa.

El defensor dijo que el ISSS estaba a punto de despedir a la ofendida, pero ella se negó a esto y presentó la denuncia contra el funcionario.

El abogado Flores Sosa confió en que el caso no llegará a la etapa de un juicio formal, pero esto no significa que conciliarán o llegarán a un arreglo con su contraparte.