Triplican esquelas en la zona por orden superior

» Accidente de Tránsito es la División que más ha cumplido la directriz de sus superiores de no perdonar ninguna infracción a los conductores este año, de enero a octubre han triplicado la aplicación de esquelas

Retén policial instalado en el kilómetro 11 y medio de la Troncal del Norte, Apopa.FOTOs EDH / Omar Carbonero

Los conductores nacionales han notado de junio a la fecha, un aumento en la cantidad de multas por infracciones de tránsito que la Policía Nacional Civil, (PNC) ha impuesto en las vías públicas.

Este incremento ha sido más notorio en la zona metropolitana de San Salvador, que en el resto del país, donde se aprecian mayor cantidad de retenes policiales.

Sólo la División de Accidentes de Tránsito multó de enero a octubre a 8,809 conductores por diferentes motivos contra 1,900 que aplicó durante 2008, lo que equivale al 363.6 por ciento de incremento.

No es de extrañar que la medida tenga como propósito, no sólo reducir las infracciones y los accidentes que estas provocan, sino aumentar la captación de ingresos para el fisco, según un agente.

Para la Subdirección de Tránsito de la PNC, del 1 de enero al 31 de noviembre, se registraron 217 mil 153 esquelas a escala nacional, lo que representa un aumento general del 4.3 por ciento.

De acuerdo con el informe policial, después de la División de Accidentes de Tránsito, en San Salvador, Control Vehicular es la que más ha sancionado a los conductores infractores, cuyo incremento es del 62 por ciento equivalente a 35 mil 456 multas. Le sigue Patrulleros de Tránsito Terrestre con 11 mil 584 esquelas, lo que representa un alza del 9 por ciento.

Aunque es un criterio técnico del agente policial en cada caso aplicar la medida correctiva, sus superiores han hecho hincapié en todos sus subalternos, en la necesidad de sancionar a todo motorista por muy leve que parezca la falta.

Un policía de Tránsito, de quien se reserva su identidad, confirmó que ahora ya no se perdona o se da una segunda oportunidad al chofer que comete un error como era común en el pasado, sino que de un sólo se procede a aplicarle la respectiva esquela sin contemplaciones.

"Los jefes nos recalcan que pongamos todas las esquelas que sean necesarias para fomentar el respeto, la cultura y la educación en la aplicación de la Ley y el Reglamento de Tránsito", subrayó el policía.

El agente afirmó que ahora están más pendientes de faltas que antes pasaban inadvertidas, por ejemplo, no llevar el cono anaranjado o el triángulo reflectivo, así como chofer y acompañante no llevan puesto el cinturón de seguridad, luces y otros dispositivos en mal estado; llantas lisas, microbuses y autobuses en marcha con puertas abiertas, sobrecarga entre otros.

"Ahora somos menos tolerantes a las infracciones de los motoristas", reiteró.

Algunos conductores consultados por El Diario de Hoy, y otros que se han quejado del aumento de las esquelas, han expresado que desde que asumió la administración del presidente Mauricio Funes, la tendencia ha sido a llevar más recursos a las arcas del Estado, por medio de la imposición de más multas.

Sin embargo, ni las autoridades policiales ni del Viceministerio de Transporte (VMT) han reconocido abiertamente la presunción popular.

Un informe del VMT revela que el Estado ha captado por concepto de 76 mil 882 esquelas dos millones 194 mil 251 dólares de enero a octubre, lo que representa el 35.41 por ciento del total.

Debe Más de la mitad

Según el VMT están pendiente de pago 140 mil 271 esquelas que suman cinco millones 581 mil 923 dólares, equivalente al 64.59 por ciento de la totalidad.

En un control vehicular instalado en el kilómetro 11 y medio de la Troncal del Norte, en el que un equipo periodístico de El Diario de Hoy fue testigo, los agentes policiales en menos de media hora impusieron más de seis esquelas a microbuseros y motoristas particulares. Algunos por llevar las puertas abiertas de los microbuses, otros por conducir sin licencia, viajar con llantas lisas y no portar los dispositivos de seguridad, entre otros.

En el interior

Pero este comportamiento no es ajeno al interior del país, aunque en menor proporción. En Santa Tecla la imposición de las esquelas ha aumentado en un 49 por ciento. De enero a octubre, la PNC ha impuesto siete mil 279 multas de tránsito en este sector.

Le sigue Apopa con dos mil 706 (46.1%), Puerto de La Libertad con mil 386 (42.3%), La Unión con dos mil 837 (40.3%), Morazán con dos mil 100 (32.2%), Ahuachapán con tres mil 732 (22%), San Miguel con 11 mil 794 (20.6%) Cabañas, con dos mil 774 (19%), Chalatenango con dos mil 976 (14.9%), Santa Ana con tres mil 732 (12.5%), San Vicente con cinco mil 645 ( 12.2%) y Usulután con seis mil 51 (11%).

Las infracciones son leves, graves y muy graves, clasificadas para tránsito, carga y transporte público. Por las primeras se pagan 11.43 de dólar, graves 34.29 de dólar y muy graves 57.14 de dólar.