resumen noticias
Además en

Muerte y daños dejan seis horas de lluvia

» Educación suspendió en forma total las clases en los centros escolares que son usados como albergues en San Salvador, La Libertad, San Vicente, La Paz y Cuscatlán. Militares cuidarán casas de la zona fatal de Verapaz

El Diario de Hoy Domingo, 8 de Noviembre de 2009

Una escalofriante cifra preliminar de 124 muertos concentrados en cinco departamentos del país dejó como saldo la conjugación de varios factores, como seis horas de intensas lluvias en la zona central y paracentral, pronósticos fallidos y la ausencia de un llamado de emergencia de las autoridades de Protección Civil, quienes reaccionaron tarde ante las dimensiones de dos fenómenos meteorológicos.

Además de la larga nómina mortal, hay más de 60 desaparecidos, 7 mil 500 damnificados, daños en por lo menos nueve puentes, viviendas destruidas y una gran cantidad de derrumbes que provocaron el cierre de carreteras y caminos.

Las lluvias le arrebataron la vida a por lo menos 12 personas en Verapaz, San Vicente, donde las faldas del volcán Chichontepec cedieron ante la saturación del agua y provocaron el deslave de tierra, rocas y árboles, sepultando todo. Tras Verapaz, San Martín se volvió otro de los municipios impactados por el fenómeno climático que dejó huella destructiva en más sitios de los departamentos de San Salvador, La Libertad, La Paz y Cuscatlán.

Las cifras preliminares son de cinco muertos en el municipio de San Salvador, 24 en San Martín, 36 más en San Vicente incluyendo a Tepetitán, Guadalupe y Tecoluca, 11 en Cuscatlán, 5 en La Paz, 10 en Santiago Texacuangos, entre otros.

La cantidad de lluvia prevista por el SNET y Protección Civil era de 100 milímetros; sin embargo, la noche del sábado y madrugada de domingo, la lluvia alcanzó los 355 milímetros superando las previsiones de los expertos.

El cambio de alerta tardó más de lo esperado por parte de Protección Civil para pasar de alerta verde a naranja o roja según la emergencia, fue el propio ministro de Gobernación, Humberto Centeno, quien, asustado y sorprendido por los acontecimientos, declaraba la alerta naranja ayer domingo a las 7:00 de la mañana (cuando los especialistas del SNET le habían dado informe a las 6:00 de la mañana) para cinco departamentos del país y cuando ya se contabilizaban más de 40 muertos.

Tras declarar emergencia nacional, el presidente Mauricio Funes se solidarizó anoche con las víctimas de esta tragedia y les prometió ayuda. Anunció que ha habilitado una partida especial -no detalló el monto- del presupuesto destinada al Ministerio de Gobernación, para atender lo más pronto posible la emergencia.

Las lluvias derribaron el puente Melara, sobre el río Huiza, en el Litoral, cerca de Cangrejera. La fuerza del caudal del río fue tanta que se llevó hacia el mar una parte del paso que sostenía un puente tipo Bailey, instalado para facilitar el paso de los vehículos livianos. Además se dañó el puente San Antonio en el kilómetro 34 de la carretera del Litoral, en San Diego, La Libertad.

Otro puente está situado antes de llegar a Aguilares, en la Troncal del Norte. En Cabañas se dañó el puente Titihuapa, que comunica ese municipio con Villa Dolores. En San Salvador se derrumbó el puente ferroviario en el sector de La Chacra.