"La PNC ha perdido el control del territorio"

Los grupos de soldados y militares no han dado resultado en materia de seguridad como lo esperaban las autoridades de Seguridad. FOTO EDH / ARCHIVO

El ex ministro de Defensa, General Humberto Corado Figueroa, asegura que la Policía ha perdido el control de muchos lugares donde delinquen las pandillas y hay alta delincuencia.

"La Policía esta presente pero no ejerce el control realmente de la población. Se ha perdido el control de la autoridad y eso se debe de recuperar. Eso forma parte de la operatividad del Ejército y es lo que se debería de hacer", opinó el militar retirado.

Según su experiencia, Corado cree que se debe de tener el control de todas las personas que habitan en un lugar y esa sería una forma de empezar a combatir las pandillas en las zonas más conflictivas.

El ex militar sostuvo que la delincuencia ha sobrepasado la capacidad de la Policía y es por eso que el Gobierno no se debe de quedar con los brazos cruzados. Propone como una de las alternativas el uso inteligente de la Fuerza Armada.

"Es una buena opción que tiene el Gobierno para reducir y hasta neutralizar la delincuencia en general hasta niveles tolerables", argumentó Corado.

El ex ministro de Defensa agregó que la Constitución autoriza al presidente de la República cuando tiene un problema de esta naturaleza.

Sin embargo, detalló "que debe de haber un reajuste legal si se quiere facultar a la Fuerza Armada en hacer capturas, relacionarse con la Fiscalía, jueces y otras atribuciones que no tienen los efectivos militares.

"La Fuerza Armada no es un cuerpo de seguridad pública como los pasados cuerpos militares. Se debe de dar ese tipo de facultades a la Fuerza Armada para tener un buen resultado", añadió el general.

Para Corado, el acompañamiento de los militares con los agentes de la Policía en los grupos de apoyo a la comunidad, antes Grupos de Tarea Conjunta (GTC), sería más de lo mismo.

"Ya se vio que esos grupos no dieron resultado como se esperaban. Debe de haber un mejor plan en el tema de la Fuerza Armada", reiteró.

En cuanto a la preparación de los soldados en su nuevo rol, el ex ministro de Defensa expresó que la formación de los soldados es completa, ya que en su entrenamiento básico incluye las relaciones con la población civil.

"Deberá de haber una especie de reforzamiento en cuanto a los conocimientos de derechos humanos, legales y el trato a la comunidad, pero esos son detalles pequeños que se deberían de afinar en el camino", argumentó el militar en condición de retiro.

Para Corado si mañana el presidente Funes ordena que los militares salgan a las calles a combatir la delincuencia, la Fuerza Armada estaría lista para hacerlo.

Corado añadió que los efectivos militares están conscientes de lo que es el delito y es por eso que hay menos posibilidades que la delincuencia corrompa a los soldados.

Sin embargo, el ex funcionario comentó que el crimen organizado y el narcotráfico es capaz de contaminar a cualquier grupo o sector.

"No es que la Fuerza Armada sea inmune al cien por ciento de ser contaminada por el narcotráfico, pero si hay bastantes posibilidades que eso no ocurra por la misma preparación y disciplina que existe en la formación de los militares", dijo Corado.

Unas de las ventajas que el militar indicó es que la Fuerza Armada ya está organizada y tiene una estructura de jerarquía y orgánica con sus mandos, es por eso que no debe de haber una reestructuración y pérdida de tiempo en organización.

"Los militares ya saben quién lleva el mando de quién. Ya se sabe que cuando es un problema de mayor trascendencia, probablemente se va a utilizar una unidad superior y mejor preparada", aseguró.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.