El Barney "Próspero empresario" a sus 24 años

» El imputado tiene un amplio historial delictivo, que incluye, además de drogas, crímenes

fachada de la fábrica de bloques San José Las Mesas, en el municipio de Panchimalco, que está a nombre de Bercián Manchón.

A Moris Alexander Bercián Manchón, conocido como Barney, ya puede considerársele "un próspero comerciante", pues es dueño de un agroservicio, una ferretería y una fábrica de bloques de cemento. Toda esa inversión la ha hecho en los cantones Las Mesas y Santa Cruz, en el municipio de Panchimalco, distante a muchos kilómetros de donde él es originario y domiciliado: el municipio de Sonzacate, departamento de Sonsonate.

Bercián Manchón fue capturado la tarde del sábado anterior junto a Carlos Armando Escobar Pérez, de 28 años, frente a una ferretería, propiedad de los padres de este último, en el Puerto de La Libertad, cuando ambos se disponían a negociar poco más de siete kilos de cocaína, según informó ayer la policía.

En plena juventud, Bercián Manchón también es el dueño de un oscuro récord delincuencial. La policía y fiscalía afirman que es cabecilla de la clica Normandie Locos Salvatruchos (NLS), asentada en Sonsonate; que está ligado a un cártel de drogas de Guatemala y que es sospechoso de ser el responsable de una veintena de asesinatos cometidos en varios municipios de Sonsonate entre los años 2005 y 2006, específicamente en los casos conocidos como "Los embolsados".

Pese a que aparentemente han seguido muy de cerca a Barney en su actividad delincuencial, las autoridades aún le indagaban ayer la prosperidad económica. Tanto la fiscalía como la policía dijeron que el capturado y su cómplice serían acusados nada más por el delito de tráfico de drogas.

Sin investigar inversiones

Hasta ayer no había alguna investigación paralela enfilada a conocer los orígenes del dinero que maneja el Barney en varios de sus negocios.

Bercián Manchón no tiene profesión u oficio conocido. En sus documentos de identidad aparece como mecánico, pero no se sabe que ejerza ese oficio, según fuentes policiales.

Sus progenitores tampoco tiene las posibilidades económicas como para justificar el reciente desembolso de 41,312.42 dólares que registró como inversión el pasado 20 de mayo, según consta en documentos del Centro Nacional de Registros.

En esa fecha, el presunto narcotraficante obtuvo su matrícula de comerciante individual e inscribió su empresa dedicada a la fabricación de bloques de cemento, ubicada en la lotificación Las Mesas, del cantón del mismo nombre, del municipio de Panchimalco.

El Diario de Hoy corroboró que en ese domicilio existe la fábrica de ladrillos "San José Las Mesas". Vecinos del lugar indicaron que es Bercián Manchón el propietario de la misma.

Asimismo, se constató que el presunto narcotraficante es propietario de un agroservicio y una ferretería que funcionan en la Carretera El Litoral, a la altura del cantón Santa Cruz, siempre en Panchimalco, las que están distantes a pocos metros de la fábrica de bloques.

Fuentes de este periódico indicaron que una cadena de ferreterías que funcionan en el Puerto de La Libertad también es de Bercián Manchón, aunque están a nombre de otra persona.

Ayer, en la tarde, la ferretería Santa Cruz fue visitada por personas que llegaron en una camioneta de lujo que, según indagaciones de este periódico, está a nombre de una mujer residente en el cantón y caserío Piedras Pachas, del municipio de Izalco, departamento de Sonsonate.

Fuentes consultadas presumen que esa visita está relacionada con los últimos acontecimiento, los que no sólo comprometen a Barney, sino también a la organización para la que opera.

hijo de un narcomilitar

El imputado, según informes policiales, es hijo de Asmael Arturo Bercián Rivera, alias Tiburón, un coronel retirado a quien también vinculan con actividades de narcotráfico.

Bercián Rivera fue detenido el 14 de septiembre de 1991 por la extinta Unidad Ejecutiva Antidrogas) en el puesto fronterizo de La Hachadura, departamento de Ahuachapán, por el delito de comercio, tráfico y almacenamiento ilícito de drogas. Tiempo después, fue liberado.

Ocho años después, en 1999, fue capturado con 202 kilos de cocaína por autoridades guatemaltecas, que en su momento ya lo relacionaban con el grupo de narcotraficantes conocido como el Cártel de los Luciano.

De la verdadera identidad del padre del Barney surgen dudas al examinar los diversos documentos de identidad del capturado. Según el Documento de Identidad, su progenitor se llama Arturo Bercián Rivera, pero ya en su licencia de conducir, aparece como Ismael Arturo Rivera Bercián. La policía lo registra como Asmael Arturo Bercián Rivera.

cartel de luciano

Bercián Manchón, como su padre, es señalado por las autoridades de trabajar para el Cártel de Luciano, que opera en el Pacífico guatemalteco, muy próximo a la frontera salvadoreña.

El presunto narcotraficante, según fuentes de El Diario de Hoy, habría cometido múltiples asesinatos con el fin de controlar la venta de drogas en el departamento de Sonsonate.

A Bercián Manchón, diversas fuentes ligadas al combate del narcotráfico, también lo vinculan a reconocidos personajes del occidente salvadoreño que están bajo investigación por sus presuntas actividades relacionadas al narcotráfico.

Específicamente, al Barney lo relacionan con dos hombres apodados El Diablo y El Burro, presuntos narcotraficantes establecidos en Santa Ana. Éstos, a su vez, tendrían nexos con supuestos narcotraficantes del departamento de Chalatenango.

Las mismas fuentes afirman que los vínculos de El Burro y El Diablo a narcos guatemaltecos, son tan evidentes, que cien mil dólares decomisados a Maynor Enrique Gaytán, un guatemalteco recién capturado, venían destinados a uno de ellos.