resumen noticias
Además en

20 municipios acechados por homicidas

» San Salvador, Santa Ana, San Miguel, Soyapango, Apopa y Colón son considerados, con base a las letales estadísticas los más peligrosos

Karen Molina Domingo, 16 de Agosto de 2009

San Salvador, Soyapango, San Miguel, Santa Ana, Colón y Apopa son sólo seis de los 20 municipios más violentos que este año han concentrado la mayoría de muertes violentas.

De los 2,624 asesinatos que se habían cometido hasta el 12 de agosto de este año, el 60 por ciento de ellos ha ocurrido en estos lugares que no logran salir del espiral de violencia aun cuando las autoridades hacen todo para combatirla.

Sólo en los seis primeros municipios se han cometido 839 homicidios, según las estadísticas de la Policía Nacional Civil, lo cual representa el 32 por ciento de todos los homicidios registrados en la lista negra del país.

En los 20 municipios más peligrosos hubo hasta junio pasado 2,148 asesinatos según las cifras que registra la Fiscalía General de la República.

San Salvador sigue siendo desde hace más de cuatro años el municipio que encabeza la lista. Su alta densidad poblacional y los asentamientos marginales donde se concentran las pandillas han hecho de este municipio un lugar inseguro de día y de noche. Este año se han cometido 173 muertes violentas en la capital del país.

Dentro de este municipio hay barrios como el de San Jacinto y el Candelaria que también han sido afamados como peligrosos pues entre sus calles han ocurrido al menos unos 15 asesinatos según los datos de Medicina Legal.

En Santa Ana han ocurrido 135 y en San Miguel, otros 132 que los colocan arriba de la lista.

Cantones como Cutumay Camones, El Portezuelo, en Santa Ana, y El Amate y colonia Milagro de la Paz, en San Miguel, son testigos de lo peligroso que se ha vuelto vivir en estos lugares.

El caso más preocupante es el del cantón Lourdes, en Colón. Medicina Legal ha reportado 32 homicidios hasta junio y en todo el municipio de Colón, han muerto de forma violenta 112 personas.

Otras colonias como Altavista, en Soyapango, Lirios del Norte en Cuscatancingo y el cantón San Roque de Mejicanos son sólo algunos de los lugares más peligrosos debido al alto número de homicidios que se han registrado en estas zonas. En el último ha habido varios contra niños y mujeres.

Los otros municipios con más homicidios este año son Mejicanos, Ilopango, Cuscatancingo, Acajutla, San Martín, Armenia, Sonsonate, Ciudad Delgado, Quezaltepeque, Tonacatepeque, Chalchuapa, San Juan Opico, Izalco y Ciudad Arce.

PNC promete refuerzos

El subdirector de seguridad pública, Hugo Ramírez Mejía, se muestra preocupado por la concentración de homicidios en estos lugares.

Lo justifica al asegurar que es en estas zonas donde está la mayor población del país: 3 millones 200 mil personas.

Como medidas de ataque a la violencia, el jefe policial ha prometido más patrullajes en las zonas de mayor conflicto. Unos 514 nuevos agentes que ya se graduaron serían trasladados a las delegaciones de estas localidades.

También ha dicho que reforzará con vehículos y mejorará el equipo técnico de los agentes pues reconoce que en muchas ocasiones no se pueden hacer patrullajes constantes porque no disponen de transporte suficiente.

Estos cambios podrían hacerse a inicios de septiembre, según dijo Ramírez.

A Mejía le preocupa que lugares como Sonsonate, Acajutla e Izalco hayan incrementado sus cifras negras en este año cuando en 2008 eran los lugares con menos homicidios o ni siquiera estaban en el listado.

Los alcaldes de Santa Ana y San Miguel dicen hacer todos los esfuerzos preventivos para que estos hechos no incrementen la cifra mortal.

Francisco Polanco, edil de Santa Ana, asegura que en su municipio han creado un comité integrado por la Policía, el director del Cuerpo de Agentes Metropolitanos (CAM) y la empresa privada para buscar soluciones.

"Como alcaldía sólo podemos prevenir, pero hacemos lo posible por mantener iluminadas las calles de las colonias y activas los lugares de esparcimiento.

El alcalde migueleño Will Salgado reprochó que la Policía ha dejado que los homicidios proliferen.

"Yo les dije hace un año que atacaran las extorsiones porque si no lo hacían, incrementarían los secuestros y con eso también se incrementarían los homicidios", aseguró el polémico edil, quien espera respuestas ya.