Sugieren consultar situación antes de comprar

La PNC detecta 100 vehículos con informe de robo cada mes

» Por lo general estos autos fueron robados en México y Estados Unidos, afirma la Policía

Según la policía varios salvadoreños compran de buena fe un vehículo pero al pasar la revisión técnica en la División de Protección al Transporte estos son descubiertos que han sido robados o hurtados en el país o en otro de la región.FOTO EDH / ARCHIVO

José Guillermo L. se enteró el martes anterior que la camioneta blanca que pretendía legalizar en la División de Protección al Transporte de la Policía Nacional Civil (DPT), tenía informe activo de robo en Burbank, California, Estados Unidos desde 1994.

También supo que los delincuentes habían alterado la numeración del vehículo. La mala noticia la conoció José Guillermo, tras ser sometido el automotor, al proceso de restauración de series originales y consultadas a las bases de datos nacional e internacional de la Interpol (Policía Internacional).

De acuerdo con el técnico Elmer Chicas, la víctima buscaba que la DPT certificara la numeración deteriorada que presentaba el vehículo, para que luego el Viceministerio de Transporte, (VMT) autorizara la restauración de las señas y marcas originales, requisitos para su venta, traspaso, matrícula u otro trámite.

No obstante, el trámite se vio truncado, y había que decomisar el vehículo para ponerla a la orden de la Fiscalía General de la República, entidad que en los próximos días tendría que ubicar al verdadero dueño y éste por sus medios, realizar los trámites judiciales para su devolución.

En este caso, José Guillermo, ha sido una de las tres a cuatro víctimas que a diario descubren que han sido estafados con la compra de un vehículo usado, al pasar por la experticia o revisión técnica de la DPT.

La cifra en el mes implica entre 75 y 100 automotores, los cuales fueron comprados de buena fe, pero al pasar por los controles legales, estos tenía informe de robo y debían ser decomisados. Estos autos pudieron ser robados o hurtados en El Salvador, Centroamérica, México o Estados Unidos, afirmó el inspector Daniel Martínez, jefe de la DPT.

Los más codiciados son motocicletas, autobuses, microbuses, automóviles, pick up y camionetas. Según estadísticas de la DPT, entre seis y siete autos son robados a diario, sobre todo en la zona metropolitana de San Salvador.

Según la Policía, los delincuentes seleccionan los automotores, sobre todo con modelos del año 2000 a la fecha, en concordancia con la disposición legal de no inscribir vehículos con más de diez años de antigüedad. Ante la restricción, éstos roban más vehículos de modelos recientes para venderlos en el país o para sacarlos de las fronteras nacionales.

En casos de modelos anteriores al año 2000, las bandas hurtan para abastecer el mercado de repuestos, ya que las distribuidoras no traen ese tipo de piezas. Para desarrollar su estrategia éstos alquilan galeras o bodegas donde los desmantelan y sus repuestos son utilizados para reparar vehículos antiguos. Según el inspector Martínez, los hurtos de vehículos son frecuentes en zonas aledañas a universidades, iglesias católicas o evangélicas, instituciones del Estado como Ministerio de Hacienda, Instituto Salvadoreño del Seguro Social, Fondo Social para la Vivienda, bancos y hospitales.

Por lo general en estos sitios las personas estacionan sus vehículos por una o tres horas, tiempo suficiente para sustraerlos. Se aprovechan de zonas residenciales con grandes parqueos públicos. También hurtan los vehículos en centros comerciales a pesar de que éstos tienen servicio de vigilancia privada, cámaras y otros medios de control.

Los asaltos a mano armada, según la Policía, ocurren por distracción del conductor, en varios de los casos han comprobado que los carro son robados cuando el conductor habla por teléfono móvil mientras hace un alto en un semáforo.

También los delincuentes acostumbran simular un leve accidente, al pegar por la parte trasera del automotor de la víctima, lo que lo obliga a bajarse y caer en sus redes.

Otra modalidad es la "gemelación", que consiste en comprar vehículos chocados en 200 ó 300 dólares para obtener los documentos y utilizarlos en otro con similares características que son robados, sin embargo, el inspector Martínez aseguró que estas irregularidades salen a luz con la experticia.