Diputados aprueban la ley de calidad

» La legislación hará que el país tenga productos de nivel internacional

La Asamblea sostuvo que la legislación es importante para que el país entre en los estándares de calidad internacional. FOTOs EDH / jorge reyes

Por unanimidad, la Asamblea Legislativa aprobó ayer el anteproyecto de Ley de Creación del Sistema Salvadoreño para la Calidad, que tiene como principal objetivo que los bienes y servicios nacionales obtengan una certificación de calidad de estándar internacional.

Luego de un año y varios meses de estudio en la comisión de Economía del Congreso, la normativa resultó de una fusión entre dos proyectos presentados por el Ministerio de Economía y el FMLN.

La semana pasada, la normativa fue retirada de la agenda de la sesión plenaria en vista de que la bancada de ARENA pedía más tiempo de estudio para la normativa, a fin de que se escucharan a sectores involucrados en la aplicación de la ley.

Los tricolores habían pedido que se incluyera con "nombre y apellido" a las gremiales que formarán parte de los organismos empresariales que velarán por el cumplimiento de la legislación.

Sin embargo, ayer la bancada de ARENA dio sus votos por la normativa en sentido general, pero presentó una contrapropuesta al decreto original con la intención de que se incluyeran los nombres de cada gremial, propuesta que no prosperó.

Al final, la normativa fue aprobada con 71 votos de todas las bancadas legislativas.

Por su parte, el FMLN señaló que no se puede incluir el nombre de las gremiales porque éstas podrían cambiar de denominación o sufrir modificaciones.

Blanca Coto, del FMLN, señaló que la ley es determinante para el país y su posición internacional en los estándares de calidad.

No obstante, Mario Marroquín, subjefe de bancada de ARENA, dijo que la ley tiene poca representación del sector productivo y del sector industrial.

"Cuando se habla del sector empresarial es muy disminuida la participación que se le da y esta ley es precisamente para que el sector productivo facilite la cultura de calidad. Son (los empresarios) los verdaderos protagonistas y los interesados (en la legislación)", dijo el arenero.

A juicio de Marroquín, debían incluirse organizaciones con representatividad y legalidad jurídica como la Corporación de Exportadores de El Salvador (Coexport), la Asociación Salvadoreña de Industriales de El Salvador (ASI) y la Cámara Agropecuaria y Agroindustrial de El Salvador (Camagro).

Sin embargo, la propuesta hecha por el arenero no fue apoyada por las bancadas del FMLN y Gana.

La ley incluye la integración de un Consejo Nacional de Calidad, que estará encargada de crear una política nacional de calidad para la aplicación de la legislación.

El consejo estará integrado por 21 miembros de distintos sectores gubernamentales y de la sociedad civil.

Asimismo, la ley sostiene que el presidente Mauricio Funes deberá emitir un reglamento para dicha normativa, en un plazo no mayor de seis meses después de la entrada en vigencia de la normativa, es decir a los ocho días de su publicación en el Diario Oficial.

Habrá sanciones para los que incumplan la normativa, que van desde multas hasta el cierre de los locales comerciales.

La aprobación de la Ley de Creación del Sistema Salvadoreño para la Calidad, que implementará un sistema único de control de calidad, ha sido solicitada por la Unión Europea (UE) como uno de los requisitos para no perder los fondos de cooperación que le brindará al país para implementar la legislación.

El Ministerio de Economía y la UE firmaron hace un año un convenio en el que se comprometen a donar $15 millones en cooperación para echar a andar la ley.

El Salvador es uno de los países que se había quedado atrás en la aprobación de una legislación para regular la calidad de los bienes y servicios. La misma cuenta con 40 artículos.

Este instrumento jurídico entrará en vigencia ocho días después de que sea publicado en el Diario Oficial.