Alba Petróleos abarca más mercados

» La firma quiere importar medicamentos

La firma prepara los tanques donde se almacenarán combustibles, entre ellos, gasolina para aviones. foto edh / archivo

A todo galope. Es la realidad de la empresa Alba Petróleos, una compañía del Gobierno venezolano y alcaldías del FMLN, que cada vez genera mayores réditos. A la venta del combustible se añaden hoy nuevos horizontes. La unión Venezuela-FMLN se ha lanzado a conquistar nuevos mercados como la exportación de frijoles y vender en El Salvador fertilizantes y medicamentos venezolanos.

A finales de agosto de 2009, Alba Petróleos realizaba por primera vez un desembarco de 3.7 millones de galones de combustible en el puerto de Acajutla, paso gigantesco en su lucha dentro del mercado nacional de diésel, gasolinas y lubricantes que le ha hecho ganarse alrededor del 20% del total del mercado nacional.

Si bien los primeros envíos de diésel hacia las gasolineras de bandera blanca y otras que entraron en convenios con Alba Petróleos comenzaron en pipas que venían desde Nicaragua, por tierra, ahora la compañía fleta buques para satisfacer la demanda y en breve tendrá una planta en Acajutla, además de que experimenta con otros rubros, como el café.

La demanda de combustibles ha puesto los precios en bomba de Alba Petróleos en niveles competitivos con firmas como Esso, Texaco, Shell y Puma, esto por efectos del mercado mismo y una fórmula favorable de referencia que aplica el Gobierno a través del Ministerio de Economía a este rubro.

El éxito de Alba Petróleos puede contabilizarse desde las primeras cifras y la explicación de éste podría deberse al modelo económico que aplican. Un modelo en el que se compra al crédito para 25 años plazo, sin saberse a ciencia cierta quién pagará y de cuyas cuentas no se tienen mayores reportes a pesar de que se usaron fondos públicos para iniciar la compañía, según se ha señalado repetidamente.

En 2007 Alba Petróleos inició operaciones; ese año alcanzó a vender 75 mil galones de diésel.

Las cifras se dispararon en 2008, cuando la empresa se plantó firme en el mercado del diésel, llegando a vender 29 millones 779 mil galones, el 15.5% de todo el diésel vendido en El Salvador en 2008.

Ese año, 2008, Alba Petróleos incursionó también en el mercado de gasolina especial, comercializando más de 622 mil galones. El valor de la venta de ambos combustibles fue de $106.35 millones de dólares. Este monto, después de rebajas y descuentos, se queda en $91.54 millones, resultante en un precio promedio de $3.01 por galón.

De qué han hecho con ese dinero no hay tampoco mayores reportes que hayan sido dados a la opinión pública o a los medios de comunicación; esto a pesar de la política de transparencia que el FMLN ha solicitado al Gobierno y a sus opositores políticos.

En 2009 la empresa ingresó al rubro de la gasolina regular, plantándose como un firme e importante competidor en el jugoso mercado de combustibles.

Datos del Ministerio de Economía indican que, en 2009, Alba Petróleos vendió 944 mil galones de gasolina especial, cerca del 1.9% del mercado; más 5 millones 478 mil galones de gasolina regular, el 5% del mercado.

Pero el producto estrella de esta empresa sigue siendo el diésel. En 2009, Alba Petróleos vendió más de 40 millones de galones de diésel.

Haciendo cuentas simples, en 2009, la compañía percibió $1.9 millones por la venta de gasolina súper. Obtuvo $11.9 millones por la venta de gasolina regular, y $72 millones por el diésel. Para un gran total de 85.8 millones de dólares.

Una de las puntas de lanza con la que penetraron el negocio fueron los precios bajos, algo que era notable durante los primeros meses desde su ingreso al mercado. Los salvadoreños recuerdan aún aquellas épocas en las que cada galón de diésel de Alba Petróleos, en época electoral, costaba alrededor de $0.20 centavos menos versus el resto de competidores.

El paso del tiempo, sin embargo, ha atraído a Alba Petróleos a una lógica más capitalista y hoy sus precios son similares entre ambos tipos de combustibles.

El negocio de los combustibles parece marchar tan bien que ahora la empresa va a entrar a otro rubro: el del gas propano. Para 2010 se tienen planes de abrir negociaciones con Ecuador para importar el gas licuado, según dijo a este Diario Carlos García Ruiz, directivo de la empresa, el 25 de junio de 2009. Se planeaba ampliar el portafolio de productos el primer trimestre de 2010, aunque es evidente que ha tenido retrasos.

¿Cuentas claras?

Cuando los periodistas solicitan cuentas a los alcaldes del FMLN que dirigen la sucursal salvadoreña de este emporio venezolano, las evasivas son constantes. Incluso ha habido ocasiones en las que personajes como García Ruiz, edil de Soyapango, ha instado a los comunicadores a que también hurguen en las cuentas de la Esso o de la Texaco.

Ante esto, sin embargo, existen diferencias. Mientras Esso, Texaco, Shell o Puma son empresas constituidas con capital privado y a las que ya regula vigila y controla el Ministerio de Economía y algunas superintendencias, como la de Competencia, Alba Petróleos tiene un génesis diferente.

Esta empresa nació de la fusión de intereses entre PDVSA (Petróleos de Venezuela) y un grupo de alcaldes del área de San Salvador. Estos alcaldes ocuparon fondos públicos, provenientes de las arcas municipales y procedentes de los impuestos y tasas que paga la ciudadanía, para formar un capital semilla que se unió al que aportaba la filial de PDVSA llamada PDVCaribe.

PDVCaribe y Enepasa (la compañía creada por los alcaldes) formaron Alba Petróleos. Hasta la fecha son escasos los datos que Alba Petróleos usa para rendir cuentas a la ciudadanía, a pesar de que el FMLN, partido de los alcaldes que la forman, ha propugnado siempre por pedir cuentas claras.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.