Más despidos: Migración cesa a 30 trabajadores

» No obstante, se ha denunciado que los despedidos en esa entidad suman 80

Las autoridades migratorias niegan que se haya despedido a 80, tal como se denunció a este medio. Ellos confirman 30.FOTO EDH / archivo

Las festividades de Navidad y fin de año sorprendieron a más empleados públicos sin trabajo. Esta vez ocurrió en la Dirección General de Migración y Extranjería, donde 30 contratos no fueron renovados para el próximo año.

Según la Unidad de Personal de esa institución, la decisión se basó en un proceso de evaluación sobre el desempeño laboral y en una revisión de expedientes.

La gran mayoría de los cesados no pasó el filtro en aspectos relacionados con la eficiencia y la responsabilidad, según la versión oficial. Esto último tiene que ver con reiteradas llegadas tardías y maltrato al usuario, entre otras.

La Unidad de Personal argumenta que luego de que se hiciera la revisión de los expedientes, se encontró que estas personas tenían antecedentes de ineficiencia e irresponsabilidad anotadas por administraciones anteriores. Por tanto, se tomó la decisión, de forma coordinada con los jefes de cada dependencia, de no renovar los 30 contratos.

La institución no detalló cuántos de los cesados ocupaban jefaturas. Nada más declaró que "trabajaban en diferentes áreas" y que los cesados apenas alcanzan el 5% del total de empleados.

La cifra proporcionada de manera oficial por migración difiere de la que se denunciara ayer a El Diario de Hoy, quienes hablan que desde el 3 de diciembre se han registrado 80 despidos, de los cuales 20 pertenecen a la Unidad de Fronteras.

Según los denunciantes, estos despidos se han dado de manera injustificada. Además de que se trata de gente que tenía diez años de trabajar para la institución y no ocupaba cargos de confianza, sino que se desempeñaban en áreas administrativas y técnicas.

A otros, según los denunciantes, les dijeron no sólo que no se les renovaría por "pérdida de confianza", sino que además les condicionaron a que si no firmaban la renuncia, no les entregarían la correspondiente indemnización, el salario del mes y el aguinaldo.

días de zozobra

Desde la llegada del nuevo gobierno, se apoderó la incertidumbre entre los más de 30 mil empleados del sector público de que no les renovaran por un año más sus contratos, tal como se venía haciendo en administraciones anteriores, todas de ARENA.

Pese a que el presidente Mauricio Funes declaró varias semanas atrás que pediría a sus ministros un informe sobre el número de personas por contrato de las que prescindirían, aún no ha informado al respecto.

Instituciones como el partido ARENA reportan a través de la oficina de atención a los despedidos que la cifra a la fecha alcanza el millar.

De ese universo, unos 25 anunciaron el 25 de diciembre que presentarán a inicios del próximo año demandas y recursos de inconstitucionalidad ante la Corte Suprema de Justicia y el Tribunal de Ética Gubernamental.

Los afectados, que argumentan que sus despidos ocurrieron de manera arbitraria y motivados por cuestiones políticas provienen del Instituto Salvadoreño de Transformación Agraria, Ministerio de Justicia y Seguridad, Ministerio de Educación, Dirección de Protección Civil y la Dirección General de Correos. Estas dos últimas son dependencias del Ministerio de Gobernación.

El presidente Funes se comprometió a no despedir por razones político partidarias, también dijo que no habría despidos masivos al final año.