resumen noticias
Además en

Sánchez Cerén defiende el documento de la reforma educativa

» El vicepresidente de la República, y ministro de educación, aseguró a través de una entrevista que buscaran el consenso para su proyecto de transformación

El Diario de Hoy Viernes, 20 de Noviembre de 2009

Salvador Sánchez Cerén, vicepresidente de la República y ministro de Educación, al fin habló abiertamente de la reforma educativa planteada en el documento "Transformación de la Educación. Programa Social Educativo 2009-2014, Vamos a la Escuela".

Lo hizo en La Prensa Gráfica, sentando, una vez más, la postura de la Cartera de Estado que administra, a la cual este medio ha solicitado a través de las instancias correspondientes, entrevistas con el titular o sus asesores para tratar temas como la baja presupuestaria para 2010, del cual se borró el Plan Nacional de Educación 2021, eliminó los subsidios y pagos por administración de proyectos educativos a instituciones privadas, y el más reciente, el documento inconsulto en el cual está planteada más que una reforma educativa, una revolución del pensamiento del "hombre salvadoreño".

Sánchez Cerén aseguró que "la base del documento está en el programa de gobierno, en las mesas de educación, en la política elaborada por el equipo de transición que integró el presidente Funes".

Sin embargo, el comentario del vicepresidente no es preciso. En el "Programa de Gobierno, Nace la Esperanza, viene el cambio", el cual presentó el FMLN durante la campaña electoral, no están descritos los cambios ideológicos planteados por el documento recién elaborado, y tampoco habla de las regulaciones, ahora consideradas, a los medios de comunicación, ni el cambio de 25 horas clase semanales a 40.

Detalló que contrataron como consultores a Raúl Francisco Díaz Mendoza, director del Instituto Nacional de Usulután, Carlos Gregorio López, catedrático de la Universidad de El Salvador, y Ana Mercedes Ruiz de Castro, especialista independiente. No obstante, no reveló los nombres de los miembros que integran el Consejo Nacional Educativo (CNE), el cual trabaja con el Mined desde inicios de octubre, y que está representado por los sectores religiosos del país y algunos de las instituciones educativas privadas.

En respuesta a las críticas que ha generado el documento, explicó que han programado el estudio del mismo. "No estamos creando políticas a espaldas del pueblo. El programa es una propuesta de cambio educativo", dijo.

Las declaraciones del ministro generan más inquietudes al no haber abierto previamente el debate sobre el documento, de la misma manera que se planteó a finales de 1994, cuando se sentaron las bases de la tercera reforma educativa en el país, y que sirvió para la conformación, en 1995, del Foro Consultivo sobre la Reforma Educativa, integrado por reconocidos intelectuales y especialistas.

Ese foro, realizado el 24, 25 y 26 de enero de 1995, sentó las bases del actual modelo educativo, y en él participaron universidades, profesionales y medios de comunicación, ahora separados a pesar de ser considerados influyentes en los temas educativos de interés las actuales autoridades.

Discurso abstracto

Más interrogantes surgen al interior de la Asamblea Legislativa. La diputada arenera Margarita Escobar y el pecenista Rubén Orellana, miembros de la Comisión de Cultura y Educación, cuestionaron que el Mined haya mantenido en secreto el documento y aún más, el manejo de su conceptualización.

"El documento, enviado por el señor ministro de educación, es inconsulto, de claro corte totalitario, y a mi juicio, pone en verdadero cuestionamiento el tema constitucional. La Constitución de la República otorga a los padres a ser parte integral de la educación de sus hijos", afirmó Escobar.

Orellana, por su parte, dijo que no sabían del proyecto redactado, "lo sabemos por las publicaciones y habrá que hacerle las preguntas a los diputados del FMLN".

El ministro aseguró, tal y como lo plantea el escrito, que para ampliar la cobertura educativa invertirán en la contratación de más personal e infraestructura, pero no comentó de dónde saldrá el capital económico, considerando que Educación deberá invertir más de siete millones de dólares en la reconstrucción de las escuelas dañadas por el huracán Ida.

Sí aclaró que la adquisición de 820 mil laptops OLPC XO estará coordinada con el Viceministerio de Tecnología e iniciarán con las 441 con menor calificación en la Paesita.

De igual manera, sostuvo que no ha pensado formar contenidos de otras sociedades, cerrando así el concepto planteado en el documento en las "Recomendaciones de carácter global".

En él, Educación estima que "debe el Estado el asumir como imperativo categórico el ejercer controles efectivos y eficaces en la eliminación de aquellos procesos que se consideren transculturales y negadores de nuestro acervo cultural e histórico, y que se constituyen en verdaderas resistencias al desarrollo de los procesos educativos autónomos y propios, particularmente de aquellos programas que intentan fomentar el cultivo y la práctica de nuestros valores y nuestras normas morales y cívicas".

De forma desconcertante, el ensayo también detalla que "se promoverá el intercambio docente, especialmente con los países con los cuales El Salvador comparte fundamentalmente la misma cultura y la misma aspiración histórica, como lo son los centroamericanos, los caribes y España, con quienes nos unen lazos de fraternidad y solidaridad".

¿Cultura, sinónimo de regulación?

Acerca de la recomendación al Estado de realizar "regulaciones serias y fuertes hacia los llamados medios masivos de comunicación social, que con sus acciones provocan procesos desvinculantes y de desarraigo de la juventud hacia los lazos que le unen a la patria", Sánchez Cerén razonó que es "es un derecho de todos los salvadoreños el acceso a la cultura y a la educación. Hay medios de comunicación que ignoran totalmente ese derecho. Educación no puede regular. Serán otras instituciones que velen por que no se pierda nuestra identidad, nuestra historia, nuestra cultura".

Sugirió que éste será "un debate que se tendrá en instituciones que velan por los derechos a la libertad de expresión. Hay una práctica aquí de autorregulación. Y si al final ese es el límite para esta sociedad, porque hay sociedades más avanzadas donde sí se establecen políticas para los medios, pues será el Mined el que se esforzará por difundir nuestra cultura".

Fuera de la interpretaciones del ministro han quedado las observaciones de la oposición política en el Congreso sobre la propuesta de la Ley transitoria para la alfabetización nacional, la cual ha sido considerada de corte totalitario porque exigiría, por mandato de ley, participación de las instituciones y profesionales que el Mined así lo estime conveniente. Es por eso que la Comisión de educación ha pedido más tiempo para analizarla.

Tampoco ahondó en los compromisos para 2010 como el "Programa para el desarrollo de un currículo pertinente y la generación de aprendizajes significativos", planteado en el documento, ni cómo hará ante la centralización de la formación educativa, la cual, según el nuevo modelo, será exclusivo del Mined.