Mareros de HLS habrían matado a un policía en Atiquizaya

José Miguel García Lima y Jorge Alberto Pérez, alias El Pollo, son las dos últimas personas que en Atiquizaya han sido asesinadas por miembros de la Holywood Locos Salvatruchos (HLS) dirigida por Chepe Furia, un cabecilla nacional de la mara Salvatrucha, según fuentes policiales.

Lima García era un agente policial destacado en la subdelegación de Tacuba y residía con su familia en Atiquizaya. Fue asesinado el pasado 4 de diciembre frente al Casino Democrático en esa ciudad.

Las primeras pesquisas policiales indican que el agente fue visto departiendo bebidas alcohólicas con un pariente cercano del "Riper", uno de los cabecillas de la MS en esa ciudad.

En el hecho, al parecer, habría participado Ricardo Ernesto Recinos Chávez, alias Numan, uno de los pandilleros al que la Cámara Especializada ha ordenado que sea capturado por el delito de asociaciones ilícitas.

De acuerdo con las evidencias encontradas en la escena del crimen, a García Lima lo asesinaron salvajemente dejándole caer en el cráneo una plancha de cemento. Por los moretones que el cadáver presentaba, las autoridades policiales infieren que antes de dejarle caer la plancha, fue golpeado hasta quebrarle varios dientes.

Una semana después del asesinato del agente policial, Pérez Ramos El Pollo, apareció muerto en Atiquizaya.

Fuentes policiales indican que éste era un reconocido pandillero de esa ciudad y que, al parecer, fue eliminado cuando los cabecillas de la MS se enteraron que había sido un estrecho colaborador de un miembro de la clica HLS, del cual sospecharon que estaba colaborando con la Policía en algunas investigaciones.

Mató a repartidor de diarios

La mayoría de los asesinatos en Atiquizaya y sus alrededores, según fuentes policiales, es cometida por "gatilleros" (sicarios) que están a la orden de la HLS encabezada por Chepe Furia, el Riper y El Extraño.

La Policía atribuye a esa clica el asesinato de un repartidor de periódicos, cometido a principios de septiembre de este año. La víctima fue identificada como Miguel Reynaldo Rosales, de 50 años, quien fue acribillado a tiros a las 6:30 de la mañana cuando iniciaba sus labores en los alrededores de la ciudad.

Fuentes policiales indicaron que el crimen de Rosales habría estado motivado por problemas que tuvo con un reconocido delincuente de Atiquizaya apodado El Muñecón, quien habría pagado porque eliminaran a su enemigo. Como parte de ese pago, El Muñecón habría entregado a la HLS tres armas de fuego.

El Pollo (Pérez Ramos) fue señalado por la Policía como uno de los dos que asesinó a Rosales, aunque judicialmente nunca se le pudo comprobar nada y fue puesto en libertad. De momento, la Policía sospecha que fue la HLS la que decidió eliminar Pérez Ramos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.