Hay siete carreteras cerradas

» obras Públicas aún no determina cuánto costará rehabilitar calles y puentes. En el picacho reanudaron las actividades

El Gobierno aún no tiene un informe de cuánto costará reparar los daños en infraestructura causados por las lluvias, lo único que han adelantado es que harán ajustes al plan de viviendas que ya tenía el gobierno para los damnificados por la tormenta Ida, de noviembre pasado.

El ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez, dijo que hay siete carreteras cerradas, entre ellas la del Litoral, entre El Delirio e Intipucá; la carretera El Sauce, en Concepción de Oriente, la vía hacia Concepción Quezaltepeque por el municipio de Las Vueltas, los puentes de La Hachadura, Chirama y un derrumbe en la Curva de la Leona, en San Vicente.

"Hasta ahora hay 330 lugares afectados a nivel de infraestructura social o productiva y han sido intervenidos 224. Esto con ayuda de un cuerpo de ingenieros, trabajadores de obras públicas y del Fovial", explicó el funcionario. A lo cual agregó: "Además se han registrado 179 deslizamientos, ya que los suelos y laderas de las montañas están saturados y siempre existen riesgos".

Respecto a las obras de mitigación realizadas en el Lago de Ilopango, Martínez señaló que el desagüe está funcionando normalmente, pese a que los canales laterales del conducto principal sufrieron azolvamiento por lo derrumbes provocados por las lluvias de la tormenta Agatha.

"Queremos avisar a los pobladores de los alrededores del río Jiboa que este continuará con esos caudales, porque los niveles del Lago de Ilopango son drenados por el desagüe hacia el río, entonces es importante mantener siempre los niveles de alerta", expresó el funcionario.

Según un comunicado de prensa del ministerio, "en el área de influencia del proyecto Desagüe Lago Ilopango viven más de 1.2 millones de habitantes de 13 municipios del país, ubicados en los departamentos de San Salvador, Cuscatlán y La Paz".

En Santa Tecla, también se reportaron algunos daños. Por ejemplo, entre la 7a. Avenida Norte y la 9a. Calle Poniente un tragante colapsó. Asimismo, ayer autoridades de la alcaldía detallaron mediante un reporte que el cantón Pajales se encontraba sin acceso y que el río Chilama había crecido. Mientras que en la 1a. Avenida Sur y la calle Ciriaco López existía "un falso en las líneas primarias, con transformador".

La mayoría de los habitantes en las laderas del Volcán de San Salvador reanudó ayer sus actividades cotidianas. "Nada ha pasado aquí. Todo ha vuelto a la normalidad. Hoy, ya regresamos a trabajar", dijo una residente del Picacho. Los lugareños únicamente informaron de un deslave en la colonia San Ramón y una serie de pequeños derrumbes a lo largo de la calle principal, los cuales removieron ellos mismos. "No hemos tenido ningún inconveniente hasta ahorita. Con las lluvias tampoco hubo mucho problema", dijo Glenda Evangelista.