resumen noticias
Además en

Regalos, muebles y accesorios

Se dispara envío de paquetes por temporada de fin de año

» Algunos mandan sus pertenencias porque vienen para quedarse

Corresponsal | Paula Díaz Lunes, 8 de Diciembre de 2008

El envío de paquetes y cajas desde California a El Salvador ha tenido un aumento considerable este fin de año. Desde octubre, las empresas de envíos comenzaron a recibir la mercancía con el objetivo de entregarla a sus destinatarios antes de que finalice el año.

"¿Crisis económica?, aquí no sabemos de crisis económica porque a nosotros se nos ha triplicado el trabajo. El movimiento empezó desde octubre con gente mandando cajas. De un promedio de 300 cajas que enviábamos al mes, ahora estamos enviando 1,000", dijo Carlos Alvarado, de Flores Express, una empresa de envíos a Centroamérica.

En un mes normal envían un contenedor con 200 cajas cada semana, pero desde hace dos meses están enviando contenedores cada dos o tres días, señaló Alvarado.

La empresa hace envíos a todo Centroamérica, pero el 75% es para El Salvador. Generalmente, la manera como trabaja es que el cliente llama y un empleado de la agencia va directamente a la residencia con una caja para recoger la encomienda.

"Hay personas que envían regalos, ropa, incluso mercados (alimentos)", dijo Reynaldo Flores, propietario de la compañía. "Lo hacen porque si envían el dinero muchas veces la persona que lo recibe se lo gasta en otras cosas y sus hijos no reciben lo que ella les envío. Entonces, prefieren mandar las cosas directamente".

Según Flores, la crisis económica no afecta el envío de encomiendas a El Salvador porque las necesidades básicas se mantienen.

Migración a la inversa

Alonso Figueroa, propietario de Transportes Figueroa, otra empresa de envíos a Centroamérica, comentó que los envíos de paquetes a El Salvador se han mantenido e incluso aumentado porque muchas personas están enviando el menaje de casa (muebles y accesorios de la vivienda).

"Este año, familias de México, El Salvador y Guatemala se han regresado definitivamente para sus países con lo que llaman el menaje de casa. Mandan cosas de la casa, ropa, incluso algunos hasta los carros", comentó Figueroa. "Esto puede ser un reflejo del problema económico, porque muchas de las personas que regresan (a sus países) tienen documentos legales para vivir en Estados Unidos pero han perdido sus trabajos".

Figueroa agregó que los que perdieron sus trabajos prefieren tomar sus ahorros y regresar a sus países. Esta problemática la empezó a ver desde marzo, cuando comenzaron a acercarse clientes solicitando el envío de todos sus enseres a sus países.