Un cultivo de pocos cuidados

Se debe aprovechar la demanda que existe para la flor de loroco

» El manejo de las flores debe ser bastante cuidadoso

Se puede establecer una ramada para sembrar loroco. En el suelo, el espacio se aprovecha cultivando plantas de pipianes u otras.FOTO EDH / archivo

Es común encontrar lorocos en forma silvestre y por mucho tiempo, quienes gustaban de sus flores debían buscarlo o plantarlo en los patios de las casas.

Es una planta rústica de la que se aprovechan las flores. La importancia comercial es tal, que hay empresas establecidas que se dedican a procesar y exportarlas.

Según el Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria, el loroco se localiza en varios países de Centro América y algunos estados del sur de México, pero el único país en el que se consume desde sus orígenes, es El Salvador.

Características

La planta se desarrolla en forma de enredadera delgada cuya inflorescencias se dan en racimos, cada uno de los cuáles tiene de 10 a 32 flores.

Sus frutos son folículos cilíndricos que miden hasta 35 centímetros de largo y en cuyo interior se encuentran desde 25 hasta 190 semillas.

Las semillas miden entre 2 y 3 milímetros, con pelos algodonosos que facilitan su dispersión por el viento.

Tarda hasta 15 días en germinar, aunque a temperaturas mayores de 30 oC, puede germinar a entre cinco y ocho días de plantadas.

Son muchas las personas que apuestan por el cultivo de esta planta por la facilidad de vender sus flores.

Para sembrarlo, según los técnicos del Centa, se requiere una precipitación anual de entre 1,200 y 1,800 mm.

La planta se adapta a un amplio rango de altitud, puede desarrollarse a entre 20 y 1,200 metros sobre el nivel del mar, encontrándose las mayores áreas cultivadas entre 200 y 800 msnm.

Las temperaturas a las que logra mejor desarrollo son entre 20 y 32 grados centígrados y se adapta a una variedad de suelos que van desde francos hasta arcillosos.

Para establecer una plantación de loroco, la mejor época es el inicio de la estación lluviosa, pero si se cuenta con riego, se puede hacer en cualquier tiempo.

Un sistema adecuado de fertilización define aplicación de fórmula 15-15-15, en el momento de la siembra, otra a un mes. A los tres meses se aplica Sulfato de Amonio, a los cinco Urea y a los siete Nitrato de Potasio.

Quien se dedique a plantar loroco con fines comerciales debe tomar en cuenta que es una planta tolerante a periodos relativamente largos de estrés hídrico, que muchos confunden con un manejo inapropiado de las necesidades de agua.

Los especialistas del Centa explican que es necesario el riego para asegurar la producción continua y adecuada de flores.

Al no recibir agua, la planta detiene la producción y posteriormente puede morir.