resumen noticias
Además en

Oriente Morazán registra seis casos diarios

Aumentan los casos de embarazo precoz

» Los datos revelan que en 2007 hubo niñas de 10 años embarazadas

Jenny Ventura Domingo, 22 de Junio de 2008

Más de 490 niñas con edades entre los 10 y 14 años y un aproximado de seis mil 700 entre los 15 y 19, resultan embarazadas al año en la zona oriental, según datos proporcionados por el Ministerio de Salud.

Los embarazos en la adolescencia son un problema social y económico que no hay que perder de vista. Lo alarmante es que en los últimos años aumentó en las menores de edad de los cuatro departamentos orientales.

Según la doctora Roxana Zelaya, encargada del programa Médico Prenatal de la Regional de Salud en San Miguel, los embarazos en las adolescentes se da sobre todo en las zonas rurales del país.

Agregó que uno de los factores que influye en los embarazos precoces es la cultura machista que impera en el seno de las familias que habitan en el campo.

"Cuando los padres ya ven a la niña de unos 15 años, le dicen que se acompañe, pero no saben que ponen en riesgo la vida de sus hijas", manifestó Zelaya.

Otra de las causas señalada por la galena es la violencia intrafamiliar que las jóvenes viven en sus hogares, al igual que los abuso sexual en las menores.

Según Zelaya, uno de los departamentos que reporta mayor índice de embarazadas adolescentes es Morazán, con un 45 por ciento. En este departamento, al día llegan cerca de seis menores al hospital o unidades de salud para ponerse en control prenatal.

"La menor no está preparada para tener un bebé, debido a que no se ha desarrollado en su totalidad la anatomía", aseguró la colaboradora técnica de provisión de servicios en la Regional de Salud, Miriam Chávez.

Afirmó que el año pasado quedaron embarazadas siete mil 219 adolescentes en toda la zona oriental, de estas al 65 por ciento se les tuvo que practicar cesáreas. Esto debido a que a la mayoría de jóvenes no se les había desarrollado el útero.

Otras de las consecuencias son los intentos suicidas. Entre 2005 y 2006, la regional de salud registro cinco casos de menores que perecieron, tres de ellas por ingerir veneno para roedores tras conocer que esperaban hijos.

En 2007 sólo se reportó un suicidio por la misma causa, mientras que en 2008 no hay casos registrados.

Según la Regional de Salud, los suicidios se deben a que las menores temen ser rechazadas por la sociedad y porque no desean tener al bebé.

El aborto espontáneo es otra consecuencia. El año pasado se registraron mil 164 casos, de los cuales 305 son de mujeres menores y cuyas edades oscilan entre los 10 y 19 años y el resto en el rango de edades de 20 y 59 años.

La falta de educación sexual en el área rural es parte de las causas de los embarazos no deseados, según el Ministerio de Salud.