Riesgo por señales de tránsito dañadas

» El VMT sostiene que la falta de ellas es una causa de los accidentes de tránsito

En la 25a. Avenida Sur de San salvador se encuentra una señal de tránsito dañada. Como ésa han detectado 42 más en toda la ciudad.FOTO EDH / Douglas Urquilla

La señal de Alto en la Calle Ferrocarril y 29a. Avenida Sur ya no es visible. El follaje de los árboles la ha cubierto y cada semana los conductores protagonizan serios accidentes porque nadie percibe la advertencia.

"Lo mejor es que la cambien de lugar porque los árboles siempre van a crecer y la van a tapar. Otra cosa que se puede hacer es colocar un túmulo, para evitar que los automovilistas de la Calle Ferrocarril pasen sin hacer un alto", argumentó Alberto Peraza, un ciudadano.

No sólo esta señal está causando problemas a los conductores. En todo San Salvador se cuentan 43 indicaciones de tránsito que están manchadas, dobladas, deterioradas o que, en el peor de los casos, ya no están, según sondeo reciente realizado por el Viceministerio de Tránsito Terrestre (VMT).

La mayor cantidad de estructuras dañadas es restrictiva, es decir que limitan o prohíben el paso vehicular por ciertas zonas o con determinadas maniobras.

"La gente no percibe la importancia que tienen estas señales. Se han visto casos que por no obedecer la señal hasta han perdido la vida", dijo Ninet Echeverría, directora general de Tránsito Terrestre.

De las señales informativas o preventivas hay 15 en mal estado. Estas son las que avisan la llegada a una curva, a un camino sinuoso o la altura de un puente.

Por último, existen seis centinelas dañadas. Son las que se ubican antes de donde inicia una bifurcación en la carretera. Se encuentran al frente y al final de los separadores que están en medio de las calles.

Mario Andrade, quien pasa frecuentemente por la Calle Rubén Darío y 19a. Avenida Norte, también se queja de las señales que no son visibles, ya sea porque las ramas de los árboles las cubren, los vendedores informales las utilizan como soportes para sus improvisados puestos o porque han quedado bajo otras estructuras. "Estas también deberían estar contempladas en ese informe del VMT, porque no se ven y pueden causar accidentes. Lo mejor en estos casos es actuar con prudencia", recomendó Andrade.

Soluciones

El VMT tienen un proyecto a nivel nacional para instalar, al menos, un 15% de las que se necesitan. El monto asignado es de $500 mil, de los que $200 mil fueron destinado para el Área Metropolitana de San Salvador. Esto incluye algunas reparaciones y la instalación de nuevas y otras que serán para señalizar la línea férrea.

"El proyecto viene desde el año pasado, cuando se hizo la primera parte del plan de señalización a nivel nacional. Ahora estamos a punto de empezar la segunda etapa", explicó Echeverría.

Aunque la Ley de Tránsito Terrestre estipula multas para las personas que dañen u obstruyan las señales; cuando suceden estos actos, no hay agentes que puedan observar la comisión del delito, por lo que permanece en la impunidad.

Echeverría finaliza al decir que lo más importante no es el costo de las señales, que oscila entre los $50 y $100, sino que las acaten la indicación donde sea que las observen, para evitar accidentes.