La reforma: fallas, retos y bondades

Una de las apuestas del gobierno de Mauricio Funes es la reforma en salud. Pero todavía es un proyecto, no cuenta con los recursos económicos necesarios y aún no se sabe los alcances que tendrá. Cuatro profesionales discuten sobre el tema, hablan de las bondades, los desafíos y las deficiencias que encuentran en el proyecto "estrella" de la actual gestión

En el Cantón Carolina, Jutiapa, miembros del Eco en una de las visitas casa por casa.FOTO EDH / rene rodriguez

Para unos la reforma sanitaria que ha puesto en marcha el Ministerio de Salud no es más que un fortalecimiento del modelo, una continuidad del nuevo sistema de salud que aprobó la Asamblea Legislativa en 2007, que carece de soporte técnico y financiero. Para otros, es un cambio en el modelo de atención que comenzará a rendir sus frutos a mediano plazo, cuando sus ocho ejes se hayan puesto en marcha y todos los municipios cuenten con los Equipos Comunitarios de Salud Familiar y Especializados.

Rodolfo Canizález, presidente del Colegio Médico, vaticina un fracaso porque carece de soporte técnico y financiero y sobre todo porque no hay cambios de ley, y el sistema seguirá fragmentado. Cada institución, trabajando por su lado.

La titular de Salud, María Isabel Rodríguez, sale al paso y defiende su programa. La funcionaria asegura que al final de sus gestión los recursos financieros quedarán incorporados en el presupuesto general. Para comenzar el plan, dependen de préstamos, cooperación extranjera y de las asignaciones que le dé el Ministerio de Hacienda.

Por lo pronto, asegura que han recibido $110 millones del Presupuesto General de la Nación y esperan el desembolso de $60 millones de un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), a la vez negocian otro con el Banco Mundial por $80 millones.

El ex ministro de Salud Guillermo Maza comentó que fue durante su gestión cuando se establecieron las bases para la reforma, pues en su periodo se elaboró la parte teórica y se inició la práctica. Lo que destaca es que esta administración tiene más apoyo financiero, por ello logró cubrir más de un millón de personas que viven en el área rural y disminuyeron el gasto de bolsillo. Pos su parte, el representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), considera que se necesita de tiempo, recursos y persistencia para que haya cambios.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.