resumen noticias
Además en

La deuda pública total ya supera el 54% del PIB

El Salvador se endeudará con $275 Mlls. más

» El BID confirmó el programa de créditos para 2011. El país ya se convirtió en el segundo país latinoamericano más endeudado

Daniel Choto/Karen Molina Miércoles, 9 de Febrero de 2011

En lugar de disminuir el gasto corriente, y administrar mejor los impuestos que pagan los salvadoreños, el Gobierno continúa con su política de endeudamiento externo más allá de la capacidad de sus finanzas públicas.

Ayer el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) oficializó la solicitud de 275 millones de dólares para siete proyectos que empezarán a ejecutarse este año.

La gerente del BID para Centroamérica, República Dominicana, México y Belice, Gina Montiel, visitó ayer San Salvador para analizar el programa de los nuevos créditos al El Salvador, el cual calificó de muy importante en términos del apoyo financiero que el banco da al país.

Montiel hizo un breve recuento del financiamiento concedido por el BID a El Salvador en 2010, destacando que se aprobaron 19 operaciones por un monto total que llega casi a los 500 millones de dólares, en áreas estratégicas que son fundamentales para la vida de El Salvador.

En cuanto al programa para este año dijo que "2011 se ve también muy importante en términos del apoyo del banco a El Salvador, vamos a estar tramitando siete préstamos con garantía soberana por casi 300 millones de dólares"

EFECTOS DE La deuda

Hay que señalar que estos nuevos préstamos que serán aprobado por el BID en el primer semestre del año aumentarán en 0.02 por ciento la deuda pública del país que a diciembre del año pasado se situó en 11,778.3 millones de dólares, según las cifras colgadas en la página web del Banco Central de Reserva.

A esta nueva deuda habrá que sumarle otros 250 millones que el Banco Mundial (BM) tiene programado aprobarle a El Salvador este mismo año, aunque todavía no lo ha hecho oficial, con lo que la deuda pública actual subirá otro 0.02 por ciento.

En total, con ambas instituciones los salvadoreños tendrán que cargar con un nuevo endeudamiento de 525 millones de dólares, que en su conjunto añadirán 0.04 por ciento a la deuda actual.

Esta nueva deuda significará un 0.03 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) con lo que el país deberá destinar 54.03 dólares por cada 100 que produce cada año, solo para pagar el financiamiento externo.

Haciendo un símil con una familia, ello significa que del salario que se recibe cada mes deberán destinar más de la mitad solo para pagar sus deudas. Esta situación preocupa a todos los salvadoreños, pero no parece quitarle el sueño al actual gabinete económico.

Para el analista económico, Claudio de Rosa, este cada vez mayor endeudamiento público es la muestra palpable de la indisciplina e irresponsabilidad con que el actual Gobierno del FMLN está administrando las finanzas públicas del país.

Lo peor del caso, según De Rosa, es que la mayor parte de esos fondos, son utilizados para gasto corriente, específicamente en aumentos de salarios a los servidores públicos, nuevas plazas en el Gobierno, publicidad, costeo de viajes de funcionarios al exterior y la compra de vehículos para diversas entidades estatales, sin que esto último, en particular, sea una prioridad.

Ellos, el FMLN y el Gobierno, "están pavimentando el camino de la crisis, están haciendo lo mismo que Grecia", denunció el analista, quien recordó que antes, cuando el FMLN era oposición exigía al Ejecutivo que no se endeudara más allá del 40 por ciento del PIB y "hoy, ellos lo han elevado al 54 por ciento".

De Rosa también criticó la actitud de las instituciones multilaterales de financiamiento, como el BID y el BM porque tienen las manos llenas de dinero para conceder más crédito, por lo que ellos son, en parte, responsables de estar llevando al país a mayor endeudamiento.

De Rosa dice también que ellos (el Gobierno) no se dan cuenta que ya sea que quede otro partido o ellos mismos en las próximas elecciones, le están dejando un problema más grande a la siguiente administración.

El próximo gobierno, sea el que sea, tendrá que arrugar la cara para crear y buscar más recursos y poder pagar toda esa nueva deuda, que está contratando el actual Ejecutivo, explicó.

Por su parte el ex ministro de Hacienda, Manuel Enrique Hinds, reiteró su preocupación por el nuevo endeudamiento, y advirtió que "ojalá que ese nuevo financiamiento del BID se use para inversión, porque hasta ahora la nueva deuda la han venido utilizando solo para sufragar gasto corriente".

Destino de la deuda

La funcionaria regional del BID, confirmó que el nuevo financiamiento se utilizará en apoyo al desarrollo productivo exportador y el desarrollo a comunidades solidarias urbanas en el área metropolitana de San Salvador para protegerlas de desastres naturales.

Los fondos se utilizarán también para los programas de Ciudad Mujer, conectividad rural en la zona norte y oriente, transporte de pasajeros en el área metropolitana de San Salvador, apoyo a reformas estructurales del sector energía y justicia y seguridad.

Sobre este último punto, Montiel confirmó que el Gobierno está preparando un presupuesto extraordinario para mejorar el combate a la delincuencia, el cual fue anunciado el martes por el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres.

La funcionaria del BID aclaró que la institución está implementando un nuevo sistema de control para asegurar que el financiamiento se utilice estrictamente en lo que el Gobierno dice que los va a usar. Asimismo que se enfocarán en el control de proyectos con base en resultados.