Muere el pequeño astro de "Arnold"

» El astro tenía 42 años cuando murió este viernes

Coleman interpretó a Arnold Jackson, el menor de un par de hermanos negros adoptados por un acaudalado hombre blanco (interpretado por Conrad Bain) quien había empleado a su difunta madre como ama de llaves. El padre también tenía una hija. FOTO / edh

Gary Coleman, el diminuto astro de la serie televisiva de los 70 "Different Strokes" cuya carrera luego estuvo marcada por problemas de salud y legales, falleció este viernes tras sufrir una hemorragia intercraneal. Tenía 42 años.

La vocera del Centro Médico Regional de Utah Valley Janet Frank dijo que el respirador artificial que mantenía al actor con vida fue retirado y que Coleman murió al mediodía.

El pequeño actor de 10 años, cuyo crecimiento había atrofiado una enfermedad renal, era quien arrancaba la mayoría de las carcajadas de los seguidores de la serie, conocida en español como "Arnold" o "Blanco y negro" y que debutó en NBC en 1978.

Coleman interpretó a Arnold Jackson, el menor de un par de hermanos negros adoptados por un acaudalado hombre blanco (interpretado por Conrad Bain) quien había empleado a su difunta madre como ama de llaves. El padre también tenía una hija.

Las relaciones de raza y clase se convirtieron en temas de la serie tanto como las típicas aflicciones de crecer. Con sus ojos brillantes y una perfecta intuición para saber cuándo soltar un chiste, Coleman fue un astro inmediato, y su escéptico "¨De qué hablas Willis?", dirigido a su hermano, se convirtió en una frase de moda.

En una entrevista con el diario Los Angeles Times en 1979, su madre, Edmonia Sue Coleman, dijo que Coleman siempre fue un actor histriónico, desde pequeño. Apareció en algunos anuncios comerciales antes de firmar con T.A.T., la compañía productora que creó "Arnold".

"Gary lo recuerda todo. TODO", dijo el coproductor y director Herb Kenwith al periódico. "Su poder de concentración es mejor que el de cualquier adulto que conozco".

A una pregunta de la revista Ebony en 1979 sobre cómo se aprendía sus líneas con tanta facilidad, el joven Gary respondió, "­Es fácil!"

Pero la atención que su papel le dio sería no sólo un placer, sino un gran peso. Coleman dijo a la AP en el 2001 que volvería a actuar en series de TV, pero "sólo bajo la absoluta condición de que sea con un reparto y que todos tengan la oportunidad de brillar".

"Ciertamente no seré la única persona trabajando en el programa", dijo. "Ya lo he hecho. No me gustó".

La serie duró seis temporadas en NBC y dos en ABC y sigue viva gracias a DVDs y YouTube. Pero su igualmente perdurable legado pasó a ser un problema para los niños estrella en la adultez, y en 1999 Dana Plato, quien hacía el papel de la hermana blanca de los niños, se suicidó. Todd Bridges, quien dio vida al hermano de Coleman, fue procesado y absuelto por intento de asesinato.

Coleman tuvo problemas financieros y legales además de la enfermedad renal que lo obligó a someterse a diálisis y por lo menos dos transplantes. Como adulto, sólo llegó a medir 1,42 metros (4 pies 8 pulgadas).

Sí continuó apareciendo como invitado en programas de TV e interpretando pequeños papeles a través de los años. Pero en el 2001 le dijo a AP que prefería ganar dinero a través de publicidad. "Ahora que tengo 33 años, puedo tomar mis decisiones. ... Y si alguien tiene un problema con eso, supongo que no tiene que trabajar conmigo".

En el 2003, Coleman fue uno de 135 candidatos en la papeleta cuando los votantes de California desbancaron al gobernador Gray Davis y lo reemplazaron con Arnold Schwarzenegger. Se lanzó en una plataforma ampliamente conservadora haciendo un llamado a recortes tributarios y le dijo al New York Times que quería "escapar del legado de Arnold Jackson. Soy alguien más. Sería bueno si el mundo me viera como algo más".

Pero las disputas legales lo persiguieron continuamente. En 1989, cuando tenía 21 años, su madre presentó en una corte una solicitud para controlar la fortuna de 6 millones de dólares de su hijo, argumentando que éste era incapaz de hacerse cargo de sus propios asuntos. El actor dijo que la movida "obviamente deriva de su frustración de no poder controlar mi vida".

En una entrevista televisada en 1993, dijo que trató de suicidarse dos veces con una sobredosis de pastillas.

Se mudó a Utah a finales del 2005, y según una cuenta a principios del 2010, las autoridades tuvieron que asistir o intervenir en la vida de Coleman más de 20 veces en los años siguientes. Los incidentes incluyen una llamada en la que Coleman dijo que tomó docenas de pastillas de Oxycontina y que "quería morir". Algunas de las disputas involucraron a su esposa, Shannon Price, a quien conoció en el 2006 en el plató de la comedia "Church Ball" y con quien se casó en el 2007.

En septiembre del 2008, una pelea con un admirador en una boleta en Utah llevó a Coleman a no refutar cargos de conducta desordenada. El fan también lo demandó, argumentando que el actor lo golpeó y trató de atropellarlo con su camión.

Los coprotagonistas de "Arnold" se las vieron aún peor.

En 1989, Bridges fue absuelto de intento de asesinato en el tiroteo de un vendedor de drogas. Adicto confeso a la cocaína, el actor, entonces de 24 años, declaró que se deprimió y refugió en las drogas tras la cancelación de la serie pero que no recuerda haberle disparado al hombre, que sobrevivió.

Plato se declaró culpable en 1991 de un cargo de robo por atracar una tienda de video y fue colocada en libertad condicional. Un año después, le dieron nuevamente libertad vigilada por falsificar recetas para Valium. Murió en 1999 de una sobredosis de analgésicos y relajantes musculares. La oficina del médico forense declaró que la actriz se suicidó, citando los elevados niveles de drogas en su organismo y su historia de intentos suicidas.

Cole nació el 8 de febrero de 1968 en Zion, Illinois, cerca de Chicago. Su madre le dijo a Ebony que a los 2 años le diagnosticaron la enfermedad renal. Se sometió a un primer transplante a los 5 años. Llamó la atención al participar en unos desfiles de moda locales y algunas personas sugirieron que debería actuar en comerciales, cosa que entonces hizo, dijo.

La madre se quedó con su hijo en California durante la grabación de "Arnold" mientras su esposo, empleado en una compañía farmacéutica, se quedó atrás en Illinois. Gary le dijo a Ebony que extrañaba sus trenes, a su papá y a sus abuelos.